La decisión se suma a la de municipios que dejar de promover y financiar concursos de belleza