RECHAZO

El alfonsinismo criticó el "Aprender"

El exámen propuesto por el macrismo para evaluar el sistema educativo desde las mirada de los alumnos, denominado 'Aprender', recibió más críticas que halagos. A los gremios docentes se ha sumado el alfonsinismo.
martes, 18 de octubre de 2016 · 19:46

Los sindicatos y gremios docentes no fueron los únicos que criticaron el plan "Aprender" impulsado desde el gobierno nacional, el alfonsinismo también tuvo algunas consideraciones sobre los exámenes a alumnos que promueve el macrismo en las escuelas del país.

Enumerando sus principales críticas, el Movimiento Nacional Alfonsinista expresó su rechazo mediante un comunicado: 

Con motivo de la realización del operativo Aprender 2016, que se llevará a cabo los días 18 y 19 de Octubre, cuyo objetivo es "El desarrollo de un sistema de evaluación  pertinente y confiable que se enmarca en la Ley de Educación Nacional n° 26.206, la comisión de Educación y de Economía del Movimiento Nacional Alfonsinista (MNA), expresa su rechazo a dicha medida por cuanto: 
 
1. El sistema educativo público argentino sufre un difícil momento de reducción presupuestaria en todas sus niveles, el desmantelamiento de programas educativos y de formación docente, la reducción significativa de los salarios que no permiten cubrir la canasta básica familiar, la vacancia docente  de miles de posiciones en el nivel inicial y varias zonas geográficas en general en todos los niveles. 
 
2. La evaluación consiste en pruebas estandarizadas de formato Múltiple Choice, las cuales no tienen en cuenta ni las características de cada provincia en la cual será suministrada, ni la realidad social del país y las diferencias existentes entre el ámbito público y privado. 
 
3. Es una evaluación elaborada por organismos internacionales, (sin la participación del cuerpo pedagógico argentino) que, sin la comprensión del punto precedente, no solo vulnera la autonomía en materia educativa de la República Argentina, sino que la subordina a reformas de corte neoliberal con tendencia a la "Cultura de la evaluación” por sobre la del aprendizaje en miras de introducir aquellos "mejores resultados”suprimiendo o modificando contenidos según la estructura de costos y la conveniencia de dichos organismos. 
 
4. Por el Formato establecido en el punto 2, se impide el análisis de la estrategia utilizada por el alumno para la resolución del examen (pudiendo ser la misma el propio azar o la simple recordación sin comprensión), lo cual es especialmente dañino en los niveles iniciales. Asimismo, es imposible evaluar el nivel de síntesis de los alumnos, así como su destrezas lingüísticas. 
 
5. Este tipo de exámenes ha empobrecido los procesos de enseñanza y aprendizaje de las instituciones donde fuera aplicada, cargando la responsabilidad en el docente/institución, direccionando así las políticas de pago pro productividad y asignación de recursos según el desempeño establecido, disciplinando y subordinando así la enseñanza y el aprendizaje al pensamiento de tecnócratas de los distintos organismos y no al libre pensamiento y desarrollo del individuo. 
 
6. Este tipo de medidas tiende a empobrecer aún más a los docentes y a la población en su conjunto, generando variables de inviabilidad del conocimiento y la riqueza de una nación en el largo plazo, por cuanto es un instrumento de cooptación de la soberanía y el desarrollo económico y productivo del país toda vez que reduce la igualdad de oportunidades sujeta al poder adquisitivo y allana el camino para la instauración de bonos educativos privatizando virtualmente así el sistema por completo y limitando el acceso del nivel medio y superior de enseñanza no al área de interés del alumno y las necesidades productivas de país, sino al "puntaje” y posibilidades económicas del primero. 

Por lo antes expuesto y encontrándonos a favor de la medición y mejoramiento del sistema educativo, el cual requiere una reforma cualitativa hacia adelante y no hacia atrás, es que solicitamos que los recursos dinerarios destinados a la citada evaluación, se asignen al relevamiento consensuado con el sistema educativo local para de esta forma construir mediciones propias que reflejen las necesidades y realidades locales que en definitiva será el ámbito de aplicación, en lugar de importar conceptos que solo lograran la subordinación cultural extrajera.

Comentarios

Otras Noticias