¿Despidos encubiertos?: Alerta de aceiteros por un plan de retiros voluntarios en Cargill

Trabajadores aceiteros se encuentran en estado de alerta frente al plan de reestructuración lanzado por Cargill en Santa Fe. De expandirse el conflicto en Quequén el sindicato se encuentra inactivo dado que el secretario general Alfredo Giuliano no convoca a elecciones postergadas hace casi un año.
lunes, 08 de enero de 2018 · 14:05

La empresa exportadora de cereales Cargill abrió un plan de retiros voluntarios y ante la denuncia del gremio sobre "despidos encubiertos" la compañía dijo que atraviesa un plan de transformación.

El secretario general del Sindicato de Aceiteros de San Lorenzo, Pablo Reghera, dijo que recibió un llamado de Marcelo Patriarca, CEO de Cargill, quien le informó sobre la apertura de los programas de retiro.

El sindicalista indicó que los trabajadores se declararon en estado de alerta debido a la incertidumbre que se generó porque la empresa no precisó cuántos retiros pretende en pos de su transformación.

"Me llamó el CEO de Cargill, Marcelo Patriarca, diciéndome que en la planta de Puerto San Martín van a empezar a ofrecer retiros voluntarios, pero no supo decirme cuántos", dijo a la agencia de noticias Télam el secretario general del Sindicato de Aceiteros de San Lorenzo, Pablo Reghera.

Según el gremio, el ofrecimiento de la empresa agroindustrial contempla el pago del ciento por ciento del valor indemnizatorio, más una suma igual por aceptar el retiro de modo voluntario. 

La planta de la firma multinacional está en Puerto General San Martín, una localidad portuaria del departamento San Lorenzo, en la provincia de Santa Fe, sobre la ribera oeste del río Paraná, a 330 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Según explicó el dirigente sindical, la empresa tiene alrededor de 350 trabajadores y varios de ellos ya recibieron el ofrecimiento.

"Hay un alto grado de provocación de las empresas hacia el gremio para que tome una medida de fuerza, y de esa manera, despedir al personal a través de telegramas", indicó.

"En el caso de que algunos de los compañeros no quieran llegar a ningún arreglo, van a tener el respaldo del sindicato. Y si tomamos alguna medida, la denuncia ya está hecha. Quieren sacar personal para después traer tercerizados", indicó.

Cargill salió a aclarar que “no está cerrando puestos de trabajo” sino que “está pasando por un proceso de transformación”.

“No estamos cerrando puestos de trabajo, sino sólo sustituyendo algunas posiciones con perfiles acordes a los nuevos desafíos del negocio. Cargill está pasando por un proceso de transformación, que tiene como principal objetivo garantizar la sostenibilidad de nuestras operaciones a largo plazo”, arrancó la firma en un comunicado oficial.

En ese sentido, indicó que “no podemos confirmar un número de personas involucradas, dado que es un acuerdo voluntario entre la empresa y algunos empleados que se encuentran en dichas posiciones”.

“Respecto al acuerdo o la propuesta no podemos dar información. La propuesta es individual, lo que podemos asegurar es que será beneficiosa para aquellos que la acepten, pero definitivamente no coincide con los porcentajes exorbitantes que están circulando en algunos medios de comunicación”, cerró la empresa, que tiene plantas en Puerto San Martín, Villa Gobernador Gálvez, Punta Alvear, en Santa Fe; y Quequén en la Provincia de Buenos Aires.

Por lo pronto, el conflicto podría suscitarse sólo en Santa Fé, aunque de producirse más movimientos se podría extender a otras plantas del país, como la que está en Quequén. En Quequén el Sindicato de Aceiteros del Sudeste de la Provincia de Buenos Aires mantiene una interna desde principios del año pasado, cuando el secretario general Alfredo Giuliano se negó a llamar a elecciones, lo que tiene al sindicato virtualmente paralizado. 

35%
Satisfacción
10%
Esperanza
27%
Bronca
2%
Tristeza
12%
Incertidumbre
12%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias