CIERRE DE PLANTA

Cargill suspenderá a 60 trabajadores

Por falta de granos, la multinacional Cargill anunció que suspenderá a partir del 15 de octubre a 60 trabajadores. 'Todavía estamos esperando los telegramas y las explicaciones oficiales de la empresa, pero la decisión ya está tomada', dijo Pablo Reguera, secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA)
jueves, 12 de septiembre de 2013 · 14:35

NECOCHEA (Cuatro Vientos) - La multinacional Cargill anunció que suspenderá a partir del 15 de octubre a 60 trabajadores de su planta de Puerto San Martín, en Rosario, por la falta de granos.  

 "Todavía estamos esperando los telegramas y las explicaciones oficiales de la empresa, pero la decisión ya está tomada", dijo Pablo Reguera, secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA), según publico El Cronista.  
 
La noticia fue confirmada por fuentes del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario, desde donde explicaron que la planta que la empresa va a parar es la de General San Martín, mientras que la de Villa Gobernador Gálvez seguirá funcionando con normalidad.  
 
Reguera anticipó que el sindicato buscará modificar la medida. "Ya se abrió un expediente en Buenos Aires, en el Ministerio de Trabajo, para ver qué pasa con estos trabajadores. De ninguna manera vamos a permitir que queden en la calle", advirtió. 
 
Según explicó, la cerealera hace una parada de tres meses no por dificultades económicas sino por falta de insumos, por lo que los trabajadores no deberían sufrir las consecuencias. 
 
Desde la compañía confirmaron la medida en diálogo con Infobae.  "Esto no afecta las fuentes de trabajo y los mismos seguirán percibiendo el total de su salario básico", aclararon desde la multinacional.
 
"Para Cargill, nuestros empleados son una prioridad por lo que seguiremos haciendo todo lo posible para mantener sus empleos", añadieron.
 
La compleja situación cambiaria y los altos niveles de inflación llevaron a los productores de soja a guardar los granos. Como los empresarios del sector cobran en pesos los granos que venden a los exportadores, en muchos casos prefieren guardar la soja, que está atada a precios internacionales, para resguardarse de la elevada inflación del país. En el pasado, muchos productores adquirían dólares para no perder poder de compra, pero las actuales trabas que el gobierno nacional dispuso a la compra de divisas vuelve imposible esa operación, publica El Litoral.
 
El principal problema que enfrena Cargill, como el resto de la industrias Bunge, Dreyfus, Vicentín, Molinos y Aceitera General Deheza, entre otras, es que el aumento de las exportaciones de poroto de soja sin procesar les está restando rentabilidad, publica Infocampo.  
 
En junio pasado otra cerealera, Vicentin, había parado su planta de San Lorenzo por la misma causa que hoy lo hace Cargill. 
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias