TURISMO

Catamarca: Cuando algo que parece inhóspito, pasa a ser una belleza

A 1.700 kilómetros de Necochea se encuentra su capital San Fernando Del Valle de Catamarca, la ciudad más poblada de la provincia. Descubrí todo en esta nota.
domingo, 22 de octubre de 2017 · 14:25

El que decide ir a Catamarca, es casi seguro que no sabe qué va a encontrarse con paisajes bellísimos.

Con solo decir que conocer la imponente Catedral de la ciudad Capital, es lo mismo que decir que se encontraran con una de las mejores Catedrales de todo el País, ya es todo un desafío para elegirla. Su capital, San Fernando del Valle de Catamarca, se encuentra a 1.700 km de Necochea.

El departamento Capital de la provincia de Catamarca está situado en la Región Centro de la provincia, dentro de lo que se conoce como "Valle Central de Catamarca". Limita al norte y oeste con el departamento Ambato y al oeste y sur con el departamento Capayán, hacia el este limita con los departamentos Fray Mamerto Esquiú y Valle Viejo.

Tiene una superficie de 684 km², lo que lo posiciona en el puesto 14° entre los departamentos de la provincia, y alberga a la ciudad más importante de esta última: San Fernando del Valle de Catamarca.

El Departamento Capital comprende a las siguientes localidades y parajes: San Fernando del Valle de Catamarca, Banda de Varela, La Aguada, El Pantanillo, La Estancita, El Potrero, Loma Cortada, La Calera y El Tala.

La Puna catamarqueña está ubicada en el noroeste de la provincia, limitando al norte con la provincia de Salta, al oeste con la República de Chile y al sur con el cordón de San Buenaventura y la Sierra de Laguna Blanca. La altura media de la Región de la Puna es de 3.800 metros sobre el nivel del mar aproximadamente. A esta Región responden  las Sierras Laguna Blanca de 4.600 metros, de Los Ratones, Toconquis, Alto de los Colorados, Quebrada Honda, Calalaste 5.300 metros, Antofalla 5.000 metros, Aguas Calientes 4.550 metros y con rumbo oeste-este la Cordillera de San buenaventura.

Tan largo como la provincia de Catamarca, el Salar de Antofalla ocupa una importante extensión del centro norte de la misma inundando el territorio con su misterio blanco. Caracterizado como uno de los lugares más inhóspitos e inaccesibles de la atractiva Puna Argentina, este salar de 163 Kilómetros aparece como un amplio espacio vacío de agua y vegetación, y ocupado únicamente por solitarias formas moldeadas por los caprichos de la erosión durante milenios. Una clara muestra de ello es el extremo sureste del Salar de Antofalla, que se exhibe hiperárido y ornamentado con extraordinarias formaciones salinas terciarias.

En el departamento Andalgalá, Región Oeste, se encuentran una serie de cursos de agua de los cuales predominan los que tienen dirección norte-sur, excepto en el sector este, en el que se encuentra Aconquija, donde la dirección de los ríos es de este a oeste.

El Paso de San Francisco, está situado en la frontera, a 210 km desde Fiambalá. Es el punto más alto del recorrido, a 4.830 m de altitud. Comunica Catamarca con la provincia chilena de Atacama (Tercera Región). Después de la frontera se recorre una zona altiplana (puna de Atacama). Hay 17 km de bastante pendiente en descenso hasta la bellísima laguna Verde, con increíbles aguas saladas color turquesa y las vistas más imponentes del volcán Ojos del Salado (6.864 mts.). La tierra muestra señales de intensa actividad volcánica, ocurrida hace miles de años. Rocas negras contrastan con blanquecinos salares cercanos.

De occidente a oriente se pueden mencionar algunos de los pequeños oasis que existen, tal es el caso de Amanao cuya actividad funda¬mental es la cría de caprinos y el cultivo de forrajeras (en pequeña escala). De norte a sur, en una faja limitada al este por los ríos Visvil con nacientes en la Sierra de Atajo y el río Amanao, nacido de la confluencia del Visvil y el Yacuchuyo, se practica la cría en forma extensiva de ganado bovino y caprino, para consumo local fundamentalmente.

Desde la laguna Verde hay 40 km de camino recto y polvoriento. Luego se baja por la famosa Cuesta Colorada para llegar al impactante Salar de Maricunga, donde está el Control de Carabineros y la Aduana chilena.

En plena cordillera de los Andes se levantan majestuosos Los Seismiles, más de 20 picos que superando los 6000 msnm, se imponen para dar invitación al desafío a montañistas de todo el mundo. Este fabuloso conjunto de montañas, en el oeste de la provincia, se destaca por las numerosas cumbres y se encuentran agrupadas formando una de las zonas El Pissis, volcán más alto del mundo, encabeza la lista, y se convierte además en la segunda cumbre de América alcanzando los 6882msnm., entre tantas otras cumbres visitadas por aquellos deseosos de aventurarse por estas místicas tierras, en donde los antepasados, los incas, también dejaron sus testimonios.

Las Quinuas, como una gran altiplanicie neo-tropical, la puna se emplaza entre los 3000 y los 5000 m.s.n.m. en la Cordillera de los Andes abarcando territorio de Argentina, Chile, Bolivia y Perú. Es uno de los territorios más desolados del planeta; tratándose de una región de baja presión atmosférica, baja difusión de oxígeno en el aire y climas extremos. Todos estos factores geográficos aunados al relieve le han dado varios endemismos de similares características al Tíbet y el Desierto de Atacama pero con cualidades que la hacen única.

Aproximadamente 35 mil km2 le corresponden a la provincia de Catamarca, abarcando parte de los Departamentos de Tinogasta y Belén y todo el Departamento de Antofagasta de la Sierra.

Otro lugar para visitar es la Laguna Azul, en la Puna a 4000 msnm, con el cerro Nacimiento de 6658 m. y un poco más cerca el cerro Bayo de 6436m.

Sobre el límite con Tucumán, en el extremo sur de los Valle Calchaquíes, se encuentra Santa María; una ciudad con mucha historia y vivencias precolombinas. Se encuentra a 1900 msnm y en los alrededores de Santa María se observan cerros multicolores y montañas con picos de más de 5000 metros de altura, generando un paisaje que parece estar pintado. 

Las Termas de Fiambalá, es un  maravilloso lugar donde se conjuga la paz y la aventura. Se encuentra a escasos 15 Km al este de Fiambalá, en una fantástica quebrada entre serranías. Las aguas emergen a 1750 msnm. y se concentran en 14 piletas de piedra cordillerana con temperaturas que varían entre los 51 y 28 grados centígrados. En el lugar, y a pocos metros del agua, existen pequeñas habitaciones, mini hostería para alojamiento y asadores.

En el Campo de Piedra Pómez, las extrañas geoformas que ha moldeado la naturaleza durante millones de años, están frente a los ojos y no se puede creer lo que se estará viendo.

Y por último, Belén es una ciudad increíble casi mística, que si se elige viajar a Catamarca, no se puede dejar de visitar.

Por todo lo escrito, es el origen del título de esta nota, Catamarca: Cuando algo que parece inhóspito, pasa a ser una belleza...!!

Por Nestor Jacinto Procopio

® Copyright 2017 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
 
Por WhatsApp mandanos fotos o videos al: 2262 537976 
Contactanos: diario4v@gmail.com

Galería de fotos

33%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias