TURISMO

¿Quién está decido a dejarlo todo e irse el resto de su vida a viajar?

domingo, 26 de noviembre de 2017 · 10:58

Es curioso cómo me encuentro siempre en el debate sobre el tema de cuál es el “secreto” que nos permite o deseamos unos pocos dejarlo TODO e irnos a VIAJAR por mucho tiempo, incluso durante varios años. He escuchado comentarios de todo tipo… “que eso no todo mundo se lo puede permitir”, “que hay que tener un sueldo fijo para poder hacerlo”, “que si apenas puedo pagar mis gastos, ¿cómo voy a permitirme viajar?”, “que no puedo dejar mi casa”, y hasta he escuchado algo tan aberrante como…. “claro podes ir robando o estar dependiendo de mucha gente para comer y dormir” y hasta juicios que nos hacen en cada lugar que pisamos, diciéndonos que somos ricos. Les digo que yo no lo soy y puedo asegurar que en cuanto a dinero, tengo lo mismo (…y a veces mucho menos…) que muchísimas de las personas que afirman que no pueden permitirse irse a viajar durante un largo tiempo. También he observado que curiosamente, las opiniones sobre lo complicado que es viajar vienen de gente que NUNCA lo ha intentado, ni siquiera se lo ha planteado, a pesar de afirmar que es uno de sus Sueños. Muchos viajeros hemos escrito sobre cómo se consigue esto, y la verdad no es ningún secreto, de hecho no hay más que preguntarnos como lo hacemos. Yo llevo viajando durante varios años y de maneras muy distintas, y bajo mi punto de vista estos son los 3 secretos claves, que me han permitido conseguirlo. No hay más que escuchar a otros viajeros para darse cuenta de que no hay que ser rico para viajar.

VOS DECIDIS DÓNDE GASTAS TU DINERO: En esos debates sobre quién puede permitirse viajar por largo tiempo, lo primero que sale a relucir es el dinero. Me han llegado a decir que para viajar hay que tener muchísimo dinero, porque mínimo se necesita para comida, nafta y reparaciones del auto. Y yo les digo….¡Por supuesto que tienen razón…!. Pero también se necesita dinero para NO viajar, como lo es para pagar un alquiler, la luz, el gas, el agua, internet, el celular y el teléfono fijo, los transportes, los regalos, además de esa comida en un restaurant un fin de semana, la nafta y las reparaciones en caso de tener auto.

¿Te  planteaste lo que cuesta cada cosa…?  Yo sí… y te invito a hacer un ejercicio muy ilustrativo:

1.Sumá cuánto gastas al mes en tu casa en TODO: Impuestos de la casa, facturas de agua, luz, gas, internet,  teléfono fijo y celular, transporte (ya sea público o tu coche), comidas fuera de casa, seguro de la casa, seguro del auto, obra social, compra de remedios, cambiar un T.V., reparar algún electrodoméstico quemado por un pico de tensión o por viejo, reparaciones de la casa por el desgaste mismo de los materiales, alguna multa por exceso de velocidad o cruce de semáforo en rojo, algún curso a distancia que estás haciendo, y los otros (helados, chocolates, regalos por cumpleaños, traslados por casamientos, etc., etc.). Pero sumalos de verdad y a TODOS..! Si no, no hace falta que continúes el ejercicio. Si no lo sabes, podes empezar a anotar todos tus gastos (pero insisto todos) por ejemplo en una planilla de Excel (como lo hago yo, sino con solo lápiz y papel) y el próximo mes lo sumas.  Mi gasto mensual antes de viajar era de unos $ 9.000 (aclaro que no pago alquiler), y también que no soy una persona gastadora. Estoy seguro de que esta cifra, muchos de los que están leyendo esta nota, la puede multiplicar fácilmente por dos y hasta algunos hasta por tres en lo que ellos gastan mensualmente.

2. Ahora imaginate que estás un mes viajando y calcula cuánto te gastarías durante ese mes en comida, transporte y alojamiento. Ya sea viajando en auto, casilla rodante, hostels, transporte público, couchsurfing, camping, etc. Está claro que si tu idea de viajar es en super hoteles, lujosos restaurantes y en aviones, no hace falta seguir con el ejercicio, ya te confirmo que sí hay que ser rico. Pero creo que si estás leyendo esto es porque contemplas más maneras de viajar. Yo he viajado en auto y en micro durante varios meses seguidos y te puedo confirmar que mi gasto mensual medio era de: 3.900 pesos (en el mismo tiempo y año en que en mi casa gastaba $ 9.000 para vivir). Estos $ 3.900, incluyen comida ($ 1.000), nafta ($ 1.800), alojamiento en hostels o camping ($ 800) y otros gastos que incluyen absolutamente todo lo demás como: laverap, internet, y alguna reparación del auto, etc. ($ 400).

3. Mirá bien ambos totales. ¿Cuál es mayor? En mi caso, quedarme en casa es casi 3 veces más gasto que viajar. Y curiosamente, viviendo en casa mientras sueño con viajar, termino pagando todas esas facturas, aunque me cueste llegar a fin de mes y muchas veces no llego. Si realmente querés viajar, ¿por qué no invertir en ello ese dinero que tanto te cuesta conseguir? Cambiar tu casa por un pequeño motorhome o una trafic (o la marca que sea) modificada, no sólo te permite ahorrar mucho dinero, sino que te da la posibilidad de tener vistas maravillosas cada día, algo distinto y extraordinario cada día y lo principal, conseguirás vivir una vida totalmente distinta a la que estás acostumbrado.

AHORRA PREVIAMENTE: Obviamente necesitamos dinero para comprar comida y algunas otras cosas. Y para eso hay que trabajar y ahorrar, o como siempre digo yo…. Mi único objetivo en esta vida…es trabajar para viajar…!!. También he oído mucho esto de que “me es imposible ahorrar”. Pero te pregunto, ya que hiciste el ejercicio anterior (y si no, te vuelvo a invitar a hacerlo, ya que es la clave para ahorrar) observa esa lista detallada de gastos. Si querés ahorrar para viajar ¿Qué gastos podes evitar? ¿Cómo podes conseguir un dinero extra? Los ahorros tendrán su fin pero mientras tanto (y antes de que se terminen) tenés ese tiempo para buscar cómo generar dinero mientras viajas, ya sea trabajando donde vayas, trabajos online (vía internet) por ejemplo escribiendo para un medio gráfico, haciendo y vendiendo artesanías(ejemplo macramé o pintar), amasando y vendiendo pan casero, dando charlas en escuelas y hasta en espacios públicos, etc. y por supuesto reducir al máximo los gastos para que el colchón de lo que ahorraste te dure bastante. Hay tantos paraísos a los que se puede llegar con muy poco dinero! Al igual que estando en casa, durante un viaje se puede administrar muy bien el dinero para ahorrar. Un ejemplo, nos duele gastar $ 1.800 en nafta al mes para viajar, pero no nos duele tanto gastar en una cena del fin de semana, comprarte un pantalón nuevo ó tener internet en casa (que solo estas tres cosas… superan al mes los $ 1.800). No es un truco que para viajar, es pura administración financiera, y que estoy seguro que más de uno hace a diario en su casa para pagar tantas facturas. Y yo lo hacía, pero sinceramente hasta que no empecé a anotarlo TODO y ver realmente dónde ponía MI PLATA, no tuve la posibilidad de eliminar gastos.

VENCE TU PROPIO MIEDO: Y este es el más difícil… Algunos lo llaman salir de tu Zona de Confort... pero a fin de cuentas se trata de una sola cosa: vencer algo que nosotros mismos creamos y nadie más. Miedo a trabajar fuera de tu ciudad, miedo a no saber cómo resolver los problemas que surjan, miedo a alejarte de los tuyos, miedo a enfrentarte a opiniones contrarias de tus parientes y amigos, miedo a quedarte sin dinero, miedo a que te pase algo. Y la lista podría ser eterna…  Aquí me voy a permitir contar un consejo que a mí me ha sido muy útil; si hay algo que he aprendido al iniciar esta Pasión por Viajar y que me ha servido muchísimo para los momentos de miedo e incertidumbre, ha sido preguntar a quienes ya habían superado ese mismo obstáculos o miedos.

No hace falta ni conocerlos en persona, hoy en internet hay mucha gente accesible y sólo hay que escribirles y preguntarles. Hablar con quien ya ha superado tus miedos es una inyección de valentía y motivación. Casi siempre las preguntas que nos hacen a los que hemos hecho viajes largos y hemos recorrido muchos kilómetros en nuestro País; lamentablemente no son sobre las maravillas del viajar; sino sobre si me han robado, si me he enfermado, si me he visto en una situación peligrosa, etc. Y por supuesto que existieron estas situaciones, pero las fui resolviendo sin tener ni idea previamente.

Si nos preocupamos ahora por todos los problemas que vendrán en el futuro, no nos moveríamos del sillón, aunque hasta eso sería un problema en el futuro. Cómo alguien supo decir, “cuando lleguen los problemas ya le buscaremos solución”. Además del dinero, he escuchado muchos motivos por los que no “se puede” viajar; por ejemplo por tener hijos, por tener una casa, un trabajo fijo o no tener trabajo, o tener una edad. Obviamente, si querés cambiar tu vida y viajar, tenés que, precisamente, hacer varios cambios.

Si queré irte a viajar y que al regresar continúe todo exactamente donde lo dejaste, lamento comunicarte que eso no va a ocurrir, ni yéndote con un bolsillo lleno de plata. Por supuesto que hay que renunciar a muchas cosas. Quizá debas vender o alquilar tu casa para tener dinero para viajar. Quizá debas plantearte un viaje en familia, educando a tu pareja y a tus hijos en ruta (conozco a varias familias que lo hacen). Quizá debas renunciar a la seguridad del pago de tu sueldo a fin de mes y emprender un nuevo proyecto de trabajo que no sea mensual. Y otro dato importante, quizá no sea tarde para salir a cumplir tu sueño de viajar (…y si no podes inspirarte con la abuelita mochilera... espero que conozcas su historia..!!). Hay una frase que leí en medio de esos debates sobre poder viajar, y que resume muy bien todo esto: “Si querés estar como en casa, quédate en casa”. 

También el hecho de viajar en pareja para multiplicar los buenos ratos, y dividir los malos. No voy a negar que una decisión así conlleva momentos de miedo, de debilidad, de mucha dudas, de preocupación. Por supuesto, y ¿…acaso no es la vida así…?.  En este aspecto confieso que una pareja con tus mismos intereses ayuda mucho a tirar para el mismo lado en esos momentos. Pero no es requisito indispensable para hacerlo, podría nombrar a muchos viajeros “solitarios” que lo siguen haciendo. Sin embargo, la recompensa de haber salido a cumplir tu sueño a pesar de toda esa montaña de dificultades que veías al principio, no tiene precio.

Y son las experiencias lo único que te podes llevar, allá donde te lleve la vida.

Si tu sueño es viajar, solo tenés que hacerlo. 

¿Realmente estás dispuesto a hacer todo lo necesario (a dejarlo todo…!!) para conseguirlo?  

Nestor Jacinto Procopio

62%
Satisfacción
37%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias