El séptimo fallecido en tres meses

Video: muere hombre practicando wingsuit al no abrirse el paracaídas

Una cámara grabó las imágenes del último vuelo del paracaidista húngaro Victor Kovats, que falleció el martes mientras practicaba 'wingsuit' en China. Por razones aún desconocidas, no pudo abrir su paracaídas y se estrelló contra el suelo.
jueves, 10 de octubre de 2013 · 21:44

NECOCHEA (Cuatro Vientos) - Velocidad, riesgo, adrenalina, controlar lo incontrolable. La sensación de poder superar límites que parecían inalcanzables para el ser humano se ha convertido en un objetivo que, con los avances tecnológicos, cada día es más cercano. Y, cómo no, las ansias de volar del ser humano encajan perfectamente dentro de este perfil. Así nació un deporte extremo llamado Wingsuit que, por desgracia, ya se ha cobrado muchas víctimas.

Por desgracia, este deporte ha vuelto a saltar a la primera plana informativa tras conocerse el fallecimiento del húngaro Victor Kovatsmientras entrenaba en China de cara al II Campeonato del Mundo de la especialidad que se celebrará del 11 al 13 de este mes en el país asiático. El magiar sufrió un problema a la hora de abrir su paracaídas en el aterrizaje, lo que produjo el fatal accidente que acabó con su vida, el séptimo fallecimiento en sólo tres meses.

El Wingsuit es una modalidad de paracaidismo que consiste en enfundarse un traje con alas para tratar de imitar a un pájaro. El deportista salta desde un avión y procede a realizar un vuelo que dura cerca de dos minutos, en el que se llegan a alcanzar velocidades puntas de más de 230 kilómetros por hora. Parte de la belleza radica en la cercanía del 'hombre pájaro' con el suelo, lo que, a su vez, se convierte en el gran peligro de esta modalidad extrema.

Este deporte se practica en acantilados, en los que se pone en juego la espectacularidad del paisaje y la pericia del paracaidista para generar imágenes únicas para el espectador. En desplazamiento horizontal, el deportista puede ser capaz de alcanzar los 160 km/h, mientras que en vertical la velocidad se multiplica exponencialmente: a modo de comparación, los 230 km/h que se alcanzan supondrían la velocidad punta de un Volkswagen Golf GTD.

Este desconocido deporte para la gran mayoría de aficionados provoca más de 20 muertes al año, pero las alarmas han saltado después del crecimiento exponencial de fallecimientos en los últimos tiempos. Muchos de ellos se han producido en Francia, lo que ha provocado que el país galo haya tomado medidas para tratar de impedir su práctica. De entre estos fallecimientos, destacan dos nombres por encima de todos: Álvaro Bultó y Mark Sutton.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias