CONTACTO

Wikileaks reveló por qué los ET's no ayudan a la Tierra (y el Vaticano lo sabe)

La filtración de Wikileaks es en realidad un intercambio de mails entre el jefe de campaña de Hillary Clinton y el reconocido astronauta Edgar Mitchell. Según los correos, los ET's quieren compartir energía de 'punto cero' con la humanidad.
martes, 11 de octubre de 2016 · 11:11
Los extraterrestres quieren ayudar a la humanidad, pero temen las tendencias violentas de los humanos, según los correos electrónicos del jefe de campaña de Hillary Clinton publicados por WikiLeaks.

"La carrera espacial se está calentando (…) Estamos sin duda más cerca que nunca de una guerra en el espacio, la mayoría de los satélites que orbitan la Tierra pertenecen a EE.UU., China y Rusia y las recientes pruebas de armas antisatélites no alivian el factor miedo", escribió en el 2015 el fallecido astronauta estadounidense Edgar Mitchell en uno de sus correos electrónicos dirigidos al jefe de campaña demócrata, John Podesta.

Según Mitchell, la "inteligencia extraterrestre no violenta procedente de un universo contiguo está tratando de compartir energía del punto cero" con nuestro planeta, pero no "tolerará cualquier forma de violencia militar en la Tierra o en el espacio".

El exastronauta de la NASA también sugiere que el Vaticano es consciente de la existencia de inteligencia extraterrestre y urge a Podesta una reunión para tratar la divulgación de este asunto. A principios de este año, el jefe de campaña de la aspirante demócrata afirmó que había convencido a Clinton para desclasificar archivos sobre ovnis en caso de que ganara las presidenciales de EE.UU.

La precandidata demócrata Hillary Clinton está dispuesta a hacer público material de investigaciones sobre ovnis si gana las elecciones presidenciales, ha asegurado su jefe de campaña, John Podesta.

"Hay que desclasificar el máximo de documentos posible porque la gente debe conocer la verdad", dijo Podesta a KLAS-TV.

Por el momento dos demócratas y cinco republicanos se mantienen en la carrera electoral hacia la presidencia.

El favorito del bando republicano es el polémico magnate Donald Trump, quien se impuso a sus rivales por el 20% en las primarias de este 1 de marzo. Clinton mantiene el liderazgo entre los demócratas.

Los candidatos finales de los principales partidos se conocerán en la convención republicana (que tendrá lugar en Cleveland, Ohio, entre los próximos 18 y 21 de julio) y en la demócrata (entre el 25 y el 28 de julio en Filadelfia, Pensilvania).

La hipótesis de la autodestrucción

Es poco probable que los humanos se encuentren con los extraterrestres, ya que cualquier civilización alienígena está destinada a desaparecer poco después de desarrollarse, estima el físico y presentador británico Brian Cox citado por el diario 'Daily Mail'. Así lo afirman el propio Cox y Jeff Forshaw en el nuevo libro 'Universal: Un Guía para el Espacio'.

Los avances científicos que lograría una hipotética civilización alienígena harían imposible que las instituciones políticas fueran capaces de dirigirla, lo que daría lugar a un modelo autodestructivo, según el científico británico. Una civilización inteligente que empleara gases de efecto invernadero o armas nucleares estaría en riesgo existencial.

Cox se ha referido al físico italiano Enrico Fermi, quien en la década de 1950 formuló una conocida paradoja: la posibilidad de que haya vida inteligente fuera de nuestro planeta capaz de colonizar la galaxia y la falta de pruebas para demostrarlo.

A juicio del coautor de 'Universal: Un Guía para el Espacio', una explicación que resolvería la paradoja de Fermi es que no podemos tener pruebas de la existencia de vida extraterrestre porque esta pudo haber acabado con ella misma: "No es posible dirigir un mundo que posee el poder de destruirse". Para que la humanidad no corra la misma suerte que los alienígenas, el experto ha sugerido que se encuentren "soluciones colaborativas globales".

"Tal vez la ciencia y de la ingeniería inevitablemente superen el desarrollo de la pericia política, lo que conducirá al desastre", ha subrayado el físico británico. En el libro, Cox y Forshaw sugieren que los políticos actuales deben empezar a pensar más como científicos y basar sus opiniones en datos y pruebas en vez de presentar supuestas siempre certezas a la sociedad.

Comentarios

Otras Noticias