Tensiones entre Israel y El Líbano por petróleo

Israel teme perder territorios marinos con El Líbano, en un sector del Mediterráneo en el que no hace mucho se encontró un gran yacimiento de petróleo. Algunos analistas sostienen que Israel corre el riesgo de perder en la disputa si no responde sin demora a las pretensiones libanesas 'en tribunales o militarmente'.
miércoles, 2 de octubre de 2013 · 09:55
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - Un concurso para lograr el acceso a los yacimientos de gas y petróleo en la zona costera del este del Mediterráneo está a punto de desatar un conflicto fronterizo entre Israel y el Líbano. En el Estado hebreo temen "perder territorios".

El problema fue planteado por el diario israelí 'Globes', donde los editores sostienen que "el Líbano intenta rediseñar su frontera con Israel". Un anuncio publicado por Beirut y del que se dieron cuenta fuentes oficiales israelíes, evidencia un intento de traspasarla, sugiere el artículo.

El primero en denunciar las supuestas pretensiones territoriales del país vecino fue el comisionado de petróleo del Ministerio de Energía y Recursos Acuáticos de Israel, Alexander Varshavsky. Declaró en una conferencia internacional en Chipre que uno de los cinco bloques del yacimiento, que el Gobierno del Líbano fragmentó y sacó a concurso, se encuentra en las aguas que Israel considera como su zona económica exclusiva.

Algunos analistas abordaron el tema y supusieron que Israel corre el riesgo de perder en la disputa si no responde sin demora a las pretensiones libanesas "en tribunales o militarmente". Un experto en los temas fronterizos, David Kornblut, insistió: "La experiencia muestra que cuando el país no responde a acciones similares, se le niega el derecho a ese territorio".

La situación se percibe como "especialmente explosiva" tomando en consideración la influencia de Hezbolá en la política libanesa. Así, recuerda el periódico 'Globes', el portavoz del movimiento, Nabih Berri, reivindicó ante el Parlamento la pertenencia al Líbano incluso de dos campos ya explorados por el Estado hebreo, que están situados al sur de la frontera entre ambos países: Tamar y Leviatán.

Hasta el momento no está claro si el Gobierno de Israel está dispuesto a reaccionar a nivel oficial ante la iniciativa de su comisionado y de los expertos independientes.

Alianza entre Irán, Siria y El Líbano

El embajador del régimen de Israel en Estados Unidos, Michael Oren, ha señalado este martes que el régimen de Tel Aviv prefiere a los integrantes del grupo terrorista Al-Qaeda a los grupos respaldados por Irán. 

Oren ha agregado, además, que la primera meta del régimen de Israel siempre ha sido que el presidente sirio, Bashar al-Asad, abandone el poder. La razón por la que el régimen israelí optó por esta postura fue que el régimen de Tel Aviv siempre ha preferido a los malos no respaldados por Irán, aunque estos estén vinculados a Al-Qaeda. 

Asimismo, ha asegurado que el régimen de Israel estaba más predispuesto a ver el derrocamiento del Gobierno de Al-Asad que al estallido de la crisis en marzo de 2011. 

El fin de cambiar el Gobierno de Siria era debilitar la alianza entre Irán y el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), ha añadido el diplomático israelí. 

"El mayor peligro para [el régimen de] Israel es el arco estratégico que se extiende desde Teherán a Damasco y Beirut, y consideramos que Bashar al-Asad sería la piedra angular de esta alianza”, ha comentado el embajador israelí en Estados Unidos. 

El régimen de Tel Aviv comenzó dos guerras en los años 2000 y 2006 contra El Líbano que acabaron con la derrota del régimen de Israel en ambos frentes, gracias a los combatientes de Hezbolá. 

Bombardeos

La fuerza aérea israelí bombardeó días atrás un "objetivo” en Líbano, cerca de Beirut, como "represalia” a los cuatro cohetes lanzados este jueves desde territorio libanés a Israel, que cayeron en zonas pobladas pero que solo causaron daños materiales.

Los artefactos fueron lanzados desde el sur del Líbano, bastión del movimiento chií Hizbulá, pero han sido las Brigadas Abdala Azam, un grupo vinculado a Al Qaeda, las que han reivindicado el ataque.

El Ejército hebreo ha respondido al ataque con un bombardeo calificado por Israel como "lugar de terror”, situado cerca de Naameh, al sur de la capital, entre Beirut y Sidon. El objetivo ha sido una base del Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP).
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias