ARTÍCULO EN EL NYT

Putin amenaza con disolver la ONU para detener acciones en Siria

El presidente ruso sostuvo que 'nadie quiere que las Naciones Unidas corra la suerte de la Liga de las Naciones, que se derrumbó porque carecía de influencia real'. En otras palabras, la ONU podría disolverse si EE.UU. no acata el veto del Consejo de Seguridad del organismo en el tema Siria.
jueves, 12 de septiembre de 2013 · 00:12
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó en un artículo publicado por el diario 'The New York Times' que el ataque planeado contra Siria puede extender el conflicto y generar una nueva ola de terrorismo. Además, advirtió que una decisión de EE.UU. de atacar Siria en solitario y sin consenso con la ONU podría acabar con el desmembramiento del organismo internacional.

A continuación el contenido del artículo de Putin titulado 'Llamamiento a la precaución desde Rusia':

Los recientes acontecimientos relacionados con Siria me han llevado a dirigirme directamente al pueblo estadounidense y a sus líderes políticos. Es importante hacerlo en un momento cuando no hay suficiente comunicación entre nuestras sociedades.

Nuestras relaciones han pasado por diferentes etapas. Nos enfrentamos durante la Guerra Fría. Pero también fuimos aliados una vez y derrotamos juntos a los nazis. La organización internacional universal, las Naciones Unidas, se estableció entonces para evitar que tal devastación vuelva a suceder.

Los fundadores de Naciones Unidas se dieron cuenta de que las decisiones que afectan a la guerra y a la paz deben tomarse solamente por consenso y, con el permiso de Estados Unidos, el derecho de veto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad está consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. La profunda sabiduría de esto ha apuntalado la estabilidad de las relaciones internacionales desde hace décadas.

Nadie quiere que las Naciones Unidas corra la suerte de la Liga de las Naciones, que se derrumbó porque carecía de influencia real. Esto es posible si los países influyentes eluden las Naciones Unidas y toman una acción militar sin autorización del Consejo de Seguridad.

El posible ataque de Estados Unidos contra Siria, pese a la fuerte oposición de muchos países y de los principales líderes políticos y religiosos, incluido el Papa, dará lugar a más víctimas inocentes y a una escalada, extendiendo el conflicto más allá de las fronteras de Siria. Un ataque aumentaría la violencia y desencadenaría una nueva ola de terrorismo. Podría socavar los esfuerzos multilaterales para resolver el problema nuclear de Irán y el conflicto palestino-israelí y desestabilizar aún más Oriente Medio y el Norte de África. Podría romper el equilibro del sistema del derecho internacional y el orden.

Millones de personas en todo el mundo ven más y más a Estados Unidos no como un modelo de democracia, sino que ven que confía únicamente en la fuerza bruta, formando coaliciones bajo el lema "o estás con nosotros o contra nosotros"  

Siria no está siendo testigo de una batalla por la democracia, sino de un conflicto armado entre el Gobierno y la oposición en un país multirreligioso. Hay algunos defensores de la democracia en Siria. Pero hay más que suficientes combatientes de Al Qaeda y extremistas de todas las tendencias que luchan contra el Gobierno. El Departamento de Estado de Estados Unidos ha tachado a Al Frente Nusra y al Estado Islámico de Irak y el Levante, que luchan contra la oposición, como organizaciones terroristas. Este conflicto interno, alimentado por las armas extranjeras suministradas a la oposición es uno de los más sangrientos del mundo.

Los mercenarios de los países árabes que luchan allí y cientos de milicianos de países occidentales e incluso de Rusia son para nosotros un motivo de profunda preocupación. ¿No volverán ellos a nuestros países con la experiencia adquirida en Siria? Después de todo, después de los combates en Libia, los extremistas se trasladaron a Mali. Esto nos amenaza a todos.

Desde el comienzo, Rusia ha abogado por un diálogo pacífico que permita a los sirios desarrollar un plan de compromiso para su propio futuro. No estamos protegiendo al Gobierno sirio, sino el derecho internacional. Tenemos que utilizar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y creer que la preservación de la ley y el orden en el complejo y turbulento mundo de hoy es una de las pocas maneras de impedir que las relaciones internacionales se deslicen hacia el caos. La ley sigue siendo la ley y tenemos que seguirla, nos guste o no. Bajo el actual derecho internacional, el uso de la fuerza solo se permite en defensa propia o por la decisión del Consejo de Seguridad. Cualquier otra cosa es inaceptable en virtud de la Carta de las Naciones Unidas y constituiría un acto de agresión.

No cabe duda alguna de que se usó gas venenoso en Siria. Pero hay muchas razones para creer que no fue utilizado por el ejército sirio, sino por las fuerzas de la oposición para provocar la intervención de sus poderosos amos extranjeros, que estarían al lado de los fundamentalistas. Los informes de que los milicianos están preparando otro ataque —esta vez contra Israel— no pueden ser ignorados.

Es alarmante que la intervención militar en los conflictos internos en el extranjero se haya convertido en algo común para Estados Unidos. ¿Será el interés de Estados Unidos a largo plazo? Lo dudo. Millones de personas en todo el mundo ven más y más a Estados Unidos no como un modelo de democracia, sino que ven que confía únicamente en la fuerza bruta, formando coaliciones bajo el lema "o estás con nosotros o contra nosotros".

Pero la fuerza ha demostrado ser ineficaz e inútil. Afganistán está sufriendo y nadie puede decir qué va a pasar después de que se retiren las fuerzas internacionales. Libia está dividida en tribus y clanes. En Irak la guerra civil sigue cobrándose decenas de muertos cada día. En Estados Unidos muchos trazan una analogía entre Irak y Siria y se preguntan por qué su Gobierno quiere repetir los errores recientes.

No importa cómo se llevan a cabo los ataques o lo sofisticadas que sean armas, las víctimas civiles son inevitables, incluidos los ancianos y los niños, a quienes los ataques tendrían que proteger.     

El artículo se conoce cuando todo el aparato de propaganda ruso intenta contrarrestar al aparato occidental acerca de lo que realmente sucede en Siria. En vistas de un potencial retroceso de EE.UU. e Israel en sus ánimos belicistas y de la aceptación del régimen sirio de Al Asad para entregar su arsenal químico, la tensión en Medio Oriente debería bajar, más teniendo en cuenta que el Congreso de EE.UU, con una mayoría en contra de las acciones militares, suspendió el tratamiento del tema.

Ataque falso

Así las cosas, algunos analistas advierten que aún no ha pasado el peligro. A falt de excusa en las armas químicas, Occidente podría usar otras tácticas para atacar Siria, paso previo a una acción contra Irán.

El analista Jacques Merlon en un artículo publicado en el portal El Espía Digital en el que sugiere que actualmente, cuando la situación económica en USA no es estable, los ataques contra su sistema bancario podrían otorgar más razones a la política que aplica el Gobierno estadounidense. 
 
"En la situación actual con respecto a Siria (o Irán), se necesita algo 'nuevo', algo que el  público no se espere. Algo sin precedentes en la historia. Algo que impacte directamente en la vida individual de los ciudadanos americanos, para hacerlos sentir directamente la amenaza, para avivar las llamas de la guerra y la conquista contra los enemigos designados", escribe Merlon.
 
"Entre las muchas posibilidades, algunos analistas sospechamos como hipótesis de trabajo, que un 11-S 'virtual'; un ataque de 'terror' llevado a cabo en el ciberespacio en lugar del mundo real cumpliría las expectativas" de USA, sostiene el analista. 
 
Una ciberquerra de este tipo de 'falsa bandera', podría además permitir a USA tomar el control total de Internet.
 
"La posibilidad de un ataque 'hacking' de falsa bandera sería una posible respuesta al previsible colapso del dólar que, pese al fraude continuado por parte del sistema financiero estadounidense, llena los depósitos de los bancos centrales como medida necesaria de USA para cubrir sus obligaciones pendientes. Basta pensar que el bloque del sistema informático financiero dejaría inmensas cantidades de dinero bajo control de quien realizara el posible ataque, de lo que el ciudadano se enteraría cuando se encontrara cerradas las puertas del banco y los cajeros automáticos dejasen de funcionar", escribe Merlon.

Por lo pronto, las provocaciones no paran de llegar y cualquier chispa puede encender la hoguera. Ejemplo de chispa: el pastor estadounidense, Terry Jones, conocido por su radicalismo antiislámico, ha sido detenido en el condado de Polk, en EE.UU. con miles de coranes empapadas de queroseno. 

Aunque los asistentes del sheriff del condado no han confirmado los detalles de la detención, algunos medios aseguran que dentro de la camioneta de Jones se encontraban cerca de 3.000 ejemplares junto con una gran parrilla de barbacoa. 
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias