AMENAZA

Siria: No cambiaremos de posición ni aunque haya una 3era Guerra Mundial"

El Senado de EE.UU. aprobó esta tarde una acción militar contra Siria y desde la diplomacia de Al Asad no se amedrentaron: 'El gobierno sirio no cambiará de posición ni aunque haya una tercera guerra mundial'.
miércoles, 4 de septiembre de 2013 · 19:18
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - Siria no cederá ante las amenazas de ataques occidentales ni aunque haya una tercera guerra mundial, declaró el viceministro sirio de Relaciones Exteriores Faisal Moqdad.

"El gobierno sirio no cambiará de posición ni aunque haya una tercera guerra mundial", dijo Moqdad en diálogo exclusivo con la AFP.

"Ningún sirio puede sacrificar la independencia de su país", agregó el ministro que aclaró que el gobierno sirio tomó "todas las medidas" para enfrentar un ataque occidental.

"No vamos a dar informaciones sobre la forma en que Siria va a responder. Siria tomó todas las medidas para responder a una agresión", dijo Moqdad.

"Siria, en virtud de la Carta de las Naciones Unidas tiene el derecho de responder a una agresión que no tiene ninguna justificación en el derecho internacional", precisó el viceministro sirio.

Por otra parte, el viceministro cuestionó duramente la política francesa y advirtió sobre las consecuencias regionales de un eventual ataque.

"Si Francia quiere apoyar a Al Qaida y a los Hermanos Musulmanes como los apoyó en Egipto y otras regiones del mundo se dirige hacia un fracaso en Siria", sostuvo Moqdad, en una entrevista celebrada en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Nadie puede predecir la situación en la región después del comienzo de una agresión", advirtió Moqdad, que dijo que Siria movilizaba a sus aliados y que la posición de Rusia no había cambiado.

"Estados Unidos moviliza a sus aliados para agredir a Siria. Pienso que por su lado Siria tiene el derecho de movilizar a sus aliados, que le ofrecen apoyos de todo tipo", dijo Moqdad.

Siria moviliza a sus aliados frente al eje de Estados Unidos y Francia que preparan un ataque militar contra el país.

"Irán, Rusia, Sudáfrica y varios países árabes rechazaron la agresión y están dispuestos a enfrentar la guerra que van a declarar Estados Unidos y sus aliados, incluido Francia, contra Siria", señaló.

"La posición de Rusia no ha cambiado. Es una posición responsable de un amigo que está a favor de la paz", agregó, al comentar declaraciones formuladas el miércoles en Moscú por el presidente ruso Vladimir Putin.

"Si hay pruebas de que se usaron armas químicas por el ejército regular (...) esas pruebas deben ser presentadas al Consejo de seguridad de la ONU. Y tienen que ser convincentes", dijo Putin en una entrevista difundida por el canal Channel One.

Si se demuestra claramente qué armas se usaron y quién la usó, Rusia "estará dispuesta a actuar de la manera más decisiva y seria", agregó.

Aprobación del Senado en EE.UU.

La comisión de Exteriores del Senado apoyó este miércoles 04/09 el ataque a Siria en la 1ra. votación sobre la guerra. Después de un intenso debate, los senadores aprobaron su propuesta, que enmienda la de la Casa Blanca para limitar por escrito los bombardeos a un máximo de 3 meses.
 
Los partidarios de autorizar el ataque ganaron la votación preliminar por 10 votos a siete, un margen más estrecho del esperado. Entre quienes votaron en contra está el senador Marco Rubio, presidenciable y favorito para las primarias republicanas de 2016.
 
El presidente Barack Obama insiste en que prepara una operación "limitada", que no incluya tropas sobre el terreno y sólo consista en una reprimenda contra Bashar Al Asad por haber usado el gas sarín que mató a al menos 1.429 personas, incluidos más de 400 niños, el 21 de agosto a las afueras de Damasco.
 
Según fuentes militares, el plan es lanzar misiles desde cinco destructores en el Mediterráneo durante dos o tres días. Aun así, la petición de autorización presentada por la Casa Blanca al Congreso el pasado sábado es genérica y más amplia.
 
El texto de la Administración Obama pide al Congreso autorización para que el comandante-en-jefe utilice el ejército "según considere apropiado en conexión con el uso de armas químicas y otras armas de destrucción masiva en el conflicto de Siria".
 
En un momento confuso de su testimonio ante la comisión de Exteriores del Senado, John Kerry, el secretario de Estado, no quiso excluir completamente el uso de tropas sobre el terreno en el futuro, aunque después aseguró que sólo se trata de "una hipótesis" y no de los planes del Pentágono para esta operación.
 
Según la resolución reescrita por la comisión de Exteriores, los bombardeos tienen que estar limitados a 60 días con la posibilidad de que se amplíen otros 30 más si la Casa Blanca lo justifica. 
 
El texto prohíbe el uso de soldados dentro de Siria "para operaciones de combate" y también pide al presidente que presente una estrategia política más amplia para apoyar a los opositores y para conseguir la paz en Siria. La propuesta la presentaron Bob Menéndez, el demócrata que preside la comisión, y Bob Corker, el republicano que hace de N°2.
 
Barack Obama empuja su causa por una intervención militar en Siria en 2 frentes: el Congreso de USA y la comunidad internacional. 
 
Antes de que se dispusiese a votar el comité de Relaciones Exteriores del Senado, el senador John McCain, quien 1 día antes había dicho que el rechazo al Presidente sería "catastrófico”, dejó entender que no daría su respaldo a la resolución para el ataque en los términos restrictivos en que estaba redactada. McCain quiere derrocar a Asad, y consideró que la propuesta actual, que prohíbe el uso de fuerzas terrestres y limita la campaña militar a un máximo de 90 días, no servirá para cumplir los objetivos marcados. 

Pero, finalmente, el voto de McCain estuvo entre la mayoría de 10 contra 7.
 
Fuera de USA domina el recuerdo de las mentiras de George W. Bush/Richard Cheney y Tony Blair para forzar la guerra en Irak. Obama así lo reconoció en Estocolmo. 
 
"Soy consciente”, dijo, "de que en el mundo, y aquí en Europa en particular, existe la memoria de Irak y de las acusaciones sobre las armas de destrucción masiva, y que la gente está preocupada sobre cómo de correcta es la información en esta ocasión”. 
 
"Tengan en cuenta”, añadió, "que yo soy alguien que se opuso a la guerra de Irak, y no estoy dispuesto a repetir esos errores basándome en falsos datos de inteligencia. Pero, después de haber procedido a una meticulosa evaluación de la información disponible, puedo decir con gran confianza que se usaron armas químicas y que partieron de Asad”.
 
El presidente ruso, Vladimir Putin, no le cree, y otros Gobiernos, como la propia Suecia, aunque le creen, no estiman correcto proceder a una acción militar sin autorización del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, algo que Obama insistió en que había tratado de conseguir, sólo para estrellarse con lo que llamó "el muro” de Rusia.
 
"¿Realmente vamos a encontrar una razón para no actuar en Siria? El mundo no puede permanecer callado ante semejante barbarie", preguntó Obama, durante su rueda de prensa con el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, en Estocolmo. 
 
"Está claro que es una situación complicada pero sí podemos enviar un mensaje muy claro a favor de evitar que se vuelvan a usar las armas químicas. Hablo de una acción limitada en tiempo y alcance, pero a la vez vamos a tratar de unir a toda la comunidad internacional. Si no lo hacemos, esas personas podrán seguir actuando con impunidad y los regímenes autoritarios podrán decir: esto es algo que podemos hacer. Luego se pondrán en cuestión normas internacionales que tienen que aplicarse", dijo el premio Nobel de la Paz que, evidentemente, pone en crisis ese tipo de premios.
 
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias