QUEDÓ EN NADA

Explotó el cohete que llevaba el satélite de Facebook

'Estoy profundamente desilusionado tras la explosión del cohete de SpaceX que ha destruido nuestro satélite, con capacidad para ofrecer conexión en todo el continente africano', ha escrito Mark Zuckerberg en su página de Facebook tras conocerse la noticia.
viernes, 02 de septiembre de 2016 · 08:58
La explosión del cohete Falcon 9 de SpaceX en Cabo Cañaveral no ha dejado heridos pero sí una inesperada víctima: Facebook. La misión tenía como objetivo la puesta en órbita del satélite de comunicaciones AMOS 6, desarrollado por Spacecom y que Facebook había alquilado por cinco años para comenzar el despliegue de Internet.org, una iniciativa para conectar a la red zonas pocos desarrolladas del planeta.

"Estoy profundamente desilusionado tras la explosión del cohete de SpaceX que ha destruido nuestro satélite, con capacidad para ofrecer conexión en todo el continente africano", ha escrito Mark Zuckerberg en su página de Facebook tras conocerse la noticia.

El fundador de la red social, no obstante, no ha perdido la esperanza en el proyecto Internet.org. "Hemos desarrollado otras tecnologías, como Aquila -un dron solar autónomo- que lograrán el mismo objetivo y trabajaremos para que todo el mundo tenga la calidad de conexión que el satélite hubiese proporcionado", añadía.

La explosión ha ocurrido durante una prueba de ignición que se ha realizado con la carga de la misión ya instalada. Las primeras investigaciones apuntan a un fallo en la plataforma de lanzamiento, y no en el propio cohete, como motivo de la explosión. El despegue estaba previsto para este mismo sábado. El satélite, con un coste aproximado de 200 millones de dólares, habría permitido a Facebook ofrecer acceso a Internet en una gran parte de las poblaciones del África sub-sahariana.

Zuckerberg se encuentra estos días en África promoviendo precisamente Internet.org, un servicio de acceso a Internet subvencionado y de muy bajo coste que tiene como objetivo conectar a los próximos mil millones de personas.El programa ha sido criticado en varias ocasiones por violar la neutralidad de red ya que permite acceder gratuitamente a algunas webs patrocinadas por ciertas compañías, como la propia Facebook o la Wikipedia, pero no da acceso al resto de herramientas. 

"No es una plataforma neutral, no es segura y no es Internet", resumía en mayo de 2015 la EFF, una organización no gubernamental que vela por los derechos de los internautas.

Facebook ha lanzado el servicio en varios países en vías de desarrollo mediante acuerdos con proveedores de telefonía local pero en algunos territorios las autoridades han reaccionado de forma negativa. El pasado 11 de febrero, por ejemplo, Facebook tuvo que retirarse de la India después de que el organismo nacional de regulación sobre el mercado de telecomunicaciones considerase que el servicio supone una vulneración de las leyes locales sobre tráfico de datos.

¿Qué pasó?

NASA -el principal cliente de SpaceX- dijo que la explosión ocurrió en el Complejo de Lanzamiento Número 40 en la base de la fuerza aérea. El personal de emergencia acudió a la zona mientras expertos tomaban muestras de aire para detectar cualquier posible contaminación tóxica. El estallido inicial sonó como relámpago y fue seguido por múltiples estallidos menores.

SpaceX es una de dos compañías que transportan material a la estación espacial para la NASA. Además está desarrollando una cápsula para transportar astronautas al puesto orbital; ese primer vuelo estaba programado para el año entrante.

En el momento de la explosión dos astronautas de la NASA realizaban una caminata espacial a 400 kilómetros (250 millas) sobre la superficie de nuestro planeta, afuera de la Estación Espacial Internacional. El Control de la Misión no le avisó de inmediato sobre el suceso.

La explosión es un revés para SpaceX. La compañía, con base en California y dirigida por el multimillonario Elon Musk, ha estado realizando múltiples viajes espaciales para tratar de compensar por los retrasos sufridos por un accidente en la base de lanzamiento en junio del 2015. SpaceX le había alquilado la plataforma a la Fuerza Aérea para sus cohetes Falcon.

La compañía además está reconstruyendo una plataforma para transbordadores espaciales en el Centro Espacial Kennedy, para futuros viajes espaciales tripulados

Comentarios

Otras Noticias