ARRANCA LA TEMPORADA

Conocé las "4 plagas de los turistas" que afectarán a la Costa este verano

Las "cuatro plagas que asolarán a los turistas en la Costa esta temporada tienen que ver mayormente con estafas inmobiliarias e inseguridad (?).
martes, 23 de diciembre de 2014 · 09:25
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Diario Popular) - El informe se refiere a la usurpación de viviendas para luego alquilarlas, contratos de locación "truchos" por internet, trapitos distribuidos por zonas clave y manteros ofreciendo productos en las principales arterias comerciales.

A punto de comenzar la temporada veraniega en la Costa Atlántica, con un verdadero aluvión de visitantes copando los distintos balnearios bonaerenses, hay alerta por la instalación de mafias delictivas, que desarrollarán actividades fuera de ley apuntando básicamente a lo que se denominan "Las cuatro plagas de los turistas": usurpación de viviendas para luego alquilarlas, contratos de locación "truchos" por internet, trapitos distribuidos por zonas clave y manteros ofreciendo productos en las principales arterias comerciales.

Un informe realizado por la organización no gubernamental Defendamos Buenos Aires hizo foco en las mencionadas modalidades, expresando que "durante el año castigan a Buenos Aires y luego se trasladan a los efectos de agrandar su delictivo negocio". "Tenemos identificadas cuatro megabandas con ramificaciones que ya están listas para arruinarle las vacaciones a muchos los turistas en 2015: la banda de los usurpadores que alquila casas y departamentos usurpados como propios; la banda que ofrece alquileres truchos de casas y departamentos; la mafia de los trapitos; y la mafia de los manteros", explicó el abogado Javier Miglino, titular de la organización. 
En relación a los usurpadores de casas, Miglino indicó que "Mar del Plata, tanto en el Centro como en el Bosque Peralta Ramos, en Pinamar, Villa Gesell, Ostende, además de otros balnearios, presentan decenas de casos de usurpación que tramitan ante los tribunales de Mar del Plata y Dolores". "En muchos de esos casos los usurpadores han logrado mantenerse en posesión de la propiedad por diversas chicanas judiciales o incluso han usurpado en los últimos días, de modo de poder colocar a algún miembro de la banda al frente de la casa que se ofrece como alquiler temporario, oficiando de dueño", puntualizó el letrado. 

Otra de las mafias está compuesta por los estafadores que ofrecen avisos truchos de alquiler. El informe de la ONG detalló un caso paradigmático del accionar ilegal. "Andrés buscó por internet una casa para alquilar durante sus vacaciones de enero. Eligió Mar del Plata como destino y se tentó con la oferta de una propiedad en Punta Mogotes por 9.990 pesos la primera quincena, precio mucho menor al promedio. Contactó al 'dueño' e intercambiaron varios correos electrónicos. Luego por teléfono celular cerraron la operación. Pagó una seña de 5.000 pesos. Sin embargo, el sueño terminó cuando confirmó que la dirección de la casa alquilada estaría en el inexistente primer piso de una dependencia policial. Estos casos se suman y previo a las vacaciones hay al menos unos 250 casos cada diciembre denunciados en la Costa bonaerense", dijo Miglino. 

La tercera "plaga" es la mafia de los trapitos. Según estudios de Defendamos Buenos Aires, una de las primeras en ocuparse de esta problemática, "el dinero que embolsarán esta temporada quienes se adueñan de las calles en Pinamar, Mar del Plata, Ostende, Villa Gesell y otros, resulta sorprendente". "Según nuestros cálculos, sólo por las noches, y por cada jornada de trabajo, la mafia de los trapitos puede llegar a reunir nada menos que 80 mil pesos por permitir estacionar a los turistas. Los precios están ya establecidos en los 180 pesos por noche y es una cifra estandarizada para toda la Costa", afirmó el abogado. El informe resalta que los cálculos que circulan en los principales balnearios marcan diferencias en cuanto a la cantidad de autos que se mueven por el centro de cada ciudad, en busca de bares, restaurantes, teatros o boliches. 

Por último, el alerta ocurre por la actividad desarrollada por la mafia de los manteros. "Empezaron tímidamente pero hoy están en Mar del Plata, Villa Gesell y en la Avenida Bunge de Pinamar. Venden ropa y accesorios que no tienen origen legal acreditado, muchas veces son fruto de robo a comercios, trabajo esclavo, trabajo infantil, trata de personas y todo un circuito ilegal que asusta", cerró Miglino.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias