POR LA DESAPARICIÓN DE DOCUMENTOS

Grave: Denuncia penal contra José Luis Vidal y Ana Asa

Un despido injustificado en la Muni revela por un lado el grave hecho de la 'desaparición' de documentación municipal para sostener acciones arbitrarias y, por el otro, la forma en la que el interino Vidal decidió sacarse de encima a quien considera un enemigo. La movida política del intendente podría costarle millones al municipio.
domingo, 30 de marzo de 2014 · 01:43
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - El 25 de Marzo pasado se presentó formalmente ante el Ministerio Público del Poder Judicial una denuncia penal por sustracción de documentación pública que implica al intendente interino, José Luis Vidal; el intendente suspendido, Horacio Tellechea; la concejal y ex secretaria de Gobierno, Ana Asa; y la Secretaria de Asuntos Legales Verónica Alzueta.

La denuncia fue realizada por el ex titular del gremio municipal necochense, Miguel Angel Fuentes, quien asegura que sufrió un despido injustificado de sus labores como chofer de ambulancia del Hospital Irurzun de Quequén.

Según la denuncia, Fuentes se desempeñó como empleado municipal desde el año 1989 hasta febrero del 2013, cuando fue despedido de manera injustificada vía decreto del ahora intendente interino José Luis Vidal.

La denuncia penal de Fuentes relata lo sucedido de manera precisa:

"...el diciente se desempeñó como empleado municipal de planta permanente siendo chofer de ambulancia del Hospital Irurzun de Quequén, desde el año 1989 hasta el día 1° de febrero de 2013, día en que recibió en su domicilio una cédula de notificación en la que le comunicaban su cesantía, conforme al Decreto Municipal N° 162/13, por abandono de tareas injustificada. Que el dia 08/02/2013 presentó en Mesa de Entradas de la Municipalidad de Necochea un recurso jerárquico informando que el día 04/10/2012 había presentado en la misma mesa de entradas un certificado médico emitido por el Dr. Gerardo Mendoza, en el cual se informaba la imposibilidad del dicente de realizar tareas laborales e indicaba realizar de manera urgente una intervención quirúrgica de columna". 

Fuentes asegura que presentó en tiempo y forma el debido certificado médico, expedido por el doctor Gerardo Mendoza, pero que este luego desapareció de su legajo misteriosamente.

"Por concurso me encontraba en licencia médica con una orden pendiente de operación de columna vertebral. Desde octubre del 2012 la Municipalidad me intima a reincorporarme al trabajo. El día 3 de octubre (2012) les presento por mesa de entrada la orden medicinal (tengo la fotocopia original con el sello original) en el que se da cuenta que me encuentro imposibilitado de realizar tareas y que me tengo que operar de la columna. Una orden del doctor Gerardo Mendoza, que es integrante de traumatología de la propia Municipalidad en el hospital Ferreyra", cuenta el denunciante.

Las causas de su mal eran laborales. "Tengo una demanda laboral que se robaron el expediente en el Tribunal de Trabajo 1. Hace un año se lo robaron al expediente. Estoy en litigio con el municipio y se robaron el expediente", sostiene Fuentes.

No obstante, el despido se llevó adelante mediante la firma por parte de Vidal del decreto 763/2013, a pesar de que el certificado médico había llegado a la Mesa de Entradas, razón por la cual el día 8 de febrero de 2013 (día de la destitución de Horacio Tellechea), se reunió en la Municipalidad con la entonces Secretaria de Gobierno Ana Asa y la Dra Verónica Alzueta.

"Les informo que tengo un certificado médico y que estaba mal despedido y me dicen: "Bueno, andá a la Justicia". Es exactamente lo que hice, fui a la Justicia: presenté una demanda en el Tribunal Contencioso Administrativo, del juez Herrera en el mes de junio del 2013", contó Fuentes.

Así, prosigue la reciente denuncia penal de Fuentes: 

"...inició las correspondientes actuaciones ante el Juzgado Contencioso Administrativo Local, dando origen al Expediente N° 3545 caratulado "Fuentes, Miguel Angel C/Municipalidad de Necochea s/ pretensión anulatoria e indemnización"; en el citado Expediente la Municipalidad de Necochea fue intimada a presentar documentación en un plazo de 15 días bajo apercibimiento de dar por cierto los hechos alegados por el demandante. Vencido el plazo la Municipalidad de Necochea no contestó ni presentó la documentación requerida.
 
Al no recibir la respuesta municipal se requirió al Juez del Juzgado Contencioso Administrativo, Dr Carlos Herrera, que envíe copias de todo lo actuado para que se investigue una posible comisión de delito de acción pública, esto es, hacer desaparecer documentación de Fuentes que ya estaba formalmente en manos de la Municipalidad.

"La denuncia es por sustracción de documentos, en realidad, robo de documentación. Es una causa que está prevista en la Ley Orgánica Municipal. Es una causa grave. La municipalidad en realidad ya debería haber iniciado un sumario administrativo para deslindar responsabilidades. Debería haber hecho la denuncia penal y nada de eso ocurrió", aseguró Fuentes en su relato a Cuatro Vientos. 

Frente a la falta de respuesta del municipio y teniendo en cuenta que la petición al juez Herrera no tomó el curso 
deseado, Fuentes se presentó junto a su abogado, el Dr. Fernando Gambarte, ante el Instructor Judicial del Ministerio Público Fiscal Dr. Carlos M. Valls, que tomó la denuncia penal el pasado 25 de marzo.

Hasta ahí los hechos.

La interna

Sin embargo, detrás de esta situación se oculta una interna que lo tiene a Vidal enfrentado a Fuentes desde hace varios años. La actitud del interino tendría que ver con una inquina personal con el denunciante.

"Fui titular del gremio de los municipales del 2000 al 2004 e integrante del Secretariado de la Federación de la Provincia de Buenos Aires de Trabajadores Municipales", cuenta Fuentes.

Aparentemente, el problema entre Fuentes y Vidal data del año 2004. "Vidal fue la persona que me tomó el gremio a mí cuando yo estaba en el gremio. Me anuló una elección a través del señor Venegas en el año 2004. Tanto es así que el ministro Tomada por cuestiones políticas decidió intervenir el sindicato y es cuando gana las elecciones él". 

Fuentes contó que Vidal lo trató de "ladrón" en un medio periodístico y en una asamblea de trabajadores durante ese año. La actitud de Fuentes fue llevar el caso a la justicia, donde el ahora intendente interino tuvo que desmentir lo dicho.

"A partir de ahí que obviamente ha tenido alguna... le ha quedado algo, cosas que yo reconozco... no tuve ningún 
problema en todas mis licencias médicas hasta que asume esta gente. Justamente cuando asume la señora Asa comienzan mis problemas".

Secuelas

Sucedió que en el entretanto, Fuentes notificó a la Municipalidad que había presentado su certificado médico mediante un recurso Jerárquico en Subsidio, notificando de su situación. Aún así, Vidal firmó el decreto de cesantía.

"Acá viene la causa penal: el señor Vidal, cuando firma el decreto 763 (N del R: el despido) está en conocimiento (por la nota que yo presento) que hay un certificado médico vigente. Lo normal y correcto en cualquier administración y en cualquier lugar sería citar al trabajador y citar al médico que emite el certificado, que es un propio empleado de la comuna. Saben dónde está y saben su horario, lo pueden citar tranquilamente... y no lo hicieron. Lo evitaron deliberadamente", se lamenta Fuentes.

"Eso generó una reacción que me dejó sin obra médica, no me pude operar, no me puedo operar, no tengo ingresos. Tardó un año la justicia", contó Fuentes, que agregó que una vez que salga la sentencia de anulación de su despido, iniciará una demanda millonaria contra el municipio por daño y perjuicios contra su persona.

"Obviamente en tres o cuatro meses me van a reincorporar, de cualquier manera, el daño psicológico que me han hecho es impagable: hace un año y algo que no tengo sueldo. Y dejó abierta la posibilidad de una demanda por daños y perjuicios por una suma millonaria que lo va a pagar el pueblo", dijo. Fuentes asegura que efectuará la demanda "antes de fin de año, cuando salga la sentencia de la reincorporación, la anulación del decreto". 

Fuentes quiere que se cite a declarar ante la Justicia a los funcionarios implicados. "Lo importante de esto es que al haberse sustraído documentación, si bien yo no puedo saber quién es, los responsables son tanto la secretaria de gobierno como el intendente municipal", agregó.

"Horacio Tellechea entra en la causa, aunque puede no haber sabido que había un certificado médico. Es responsable aunque no penalmente. Sería responsable de despedir a un trabajador sin causa; es responsable politicamente de tener que reincorporar a un trabajador y pagarle los daños y perjuicios y los fondos adeudados. El que sería responsable penalmente sería el señor Vidal porque cuando firma el decreto 763 él estaba en conocimiento que faltaba un certificado médico". 

En los próximos días Fuentes estará ratificando la denuncia frente a la fiscalía y no duda en aclarar que lo que le sucede "es una persecución gremial y política contra un tipo que está afuera y que no le estaba haciendo ningún daño. Es un hecho grave porque se robaron documentación pública".

 

® Copyright 2014 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Contactanos: info@diario4v.com

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias