TERCER CAMBIO

Tellechea, el abogado anónimo y el favor del Ecos

Una entrevista a Horacio Tellechea que publica Ecos Diarios esta mañana busca desmentir las versiones que sostienen que estaría tratando de dilatar la causa contra el HCD para mantener al FPV en la intendencia, aún cuando los 'tellecheístas' no pueden ni sentarse a comer con Vidal. Eso sí, tampoco aclaró mucho.
viernes, 11 de abril de 2014 · 02:54
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - El intendente de Necochea suspendido de sus funciones desde principios de 2013, Horacio Tellechea, acaba de cambiar de abogado, aunque por ahora evitó mencionar su nombre. Todo salió reflejado esta madrugada en un amistoso reportaje que hizo Ecos Diarios al profesor.

El ex intendente señaló al matutino local que la renuncia del letrado Diego Quintana tuvo que ver con "razones particulares" que no especificó y que, de cualquier manera, el alejamiento no afectará a la causa que llevaba adelante dado que ya tiene otro abogado.

Durante la mañana del miércoles 10/04, Cuatro Vientos dialogó al respecto de la renuncia con el concejal "momista" Alejandro Issin, quien estimó la posibilidad de que Tellechea estuviera tratando de dilatar la causa para llegar a diciembre sin una definición, logrando así prolongar el mandato del FPV hasta el 2015. La conjetura obedecería a la certeza del FPV de que si se realizaran elecciones anticipadas, perdería la intendencia inevitablemente.

Pero el profesor dió por tierra con todas esas especulaciones. Tellechea se mostró tan optimista con su regreso como el interino José Luis Vidal sobre su propia gestión a cargo del municipio. "Pronto tiene que haber una resolución favorable al respecto, porque no hay otra salida que esa", dijo confiado el profesor. 

Recientemente el "tellecheísmo" local mostró esa creencia fervorosa de la mano de gente cercana al vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, en un acto en Aguas Corrientes. Días después lanzaron el rumor de que en una radio de La Plata que no se sabía cuál era, un juez del que tampoco se conocía el nombre, había declarado en un programa que también era anónimo que "era muy probable que se votara en favor del regreso de Tellechea a la intendencia". El rumor quedó en eso, pero sin dudas animó a la tropa más K entre los K locales, seriamente reducida tras la derrota de la lista 1708 en las elecciones legislativas de octubre.

Aparentemente, el nuevo letrado (el tercero que acompaña al profesor en el término de poco más de un año) no sería de Necochea y, al igual que en el caso de aquel programa de radio que prometía el regreso, todavía no se conoce su nombre. El secreto no fue revelado ni siquiera a Ecos Diarios, que en realidad tampoco suele revelar demasiado.

Por lo pronto, a pesar de la versión "operativa" lanzada por el matutino local, lo cierto es que el intendente suspendido tiene cierto tiempo para nombrar a su nuevo representante frente a la justicia, para que no se "caiga" la causa que lleva adelante contra el Concejo Deliberante por conflicto de intereses de dos concejales durante su destitución.

Sin importar los servicios, los abogados anónimos y el fervor cuasi religioso de sus seguidores, no está de más remarcar que si el mandato de la Justicia dicta que Tellechea debe volver a la intendencia, a pesar de su debilidad política, amigos y enemigos deberán aceptar el fallo como manda la vida democrática y reconocer sus errores, incluídas las valoraciones de este diario.

Extraño optimismo

Pero... ¿qué mueve la visión positiva que ha tenido siempre el intendente desplazado?

Las razones del optimismo de Horacio Tellechea pueden tener que ver más que nada con un convencimiento de que conseguirá el apoyo de sus puntas en La Plata, de la mano del vicegobernador ultra K (y controlador del "intragable" y siempre sospechado gobernador Daniel Scioli), el Sr. Gabriel Mariotto, y que ellas se encargarán de sacarlo del entuerto en la capital provincial. Quizá Tellechea maneje cierta información que lo tiene confiado y eso se traduzca en su visión positiva.

Sin embargo, resulta por lo menos curioso que sin avances visibles en la causa, siga alimentando las esperanzas de regresar a la intendencia: hasta ahora no han habido signos claros de que pueda volver, de hecho, aunque su injerencia no importa en la causa, su frente político se encuentra cada vez más debilitado.

Por un lado, José Luis Vidal, a quien los tellecheístas odian abiertamente, sigue consiguiendo acercamientos con La Plata. Sin ir más lejos, el martes volvió de la ciudad de las diagonales con una sonrisa de oreja a oreja y dos convenios de obras por 1.200.000 pesos. Vidal se expresó optimista el martes y Ana Asa lo hizo el miércoles.

Pero a la vez el "tellecheísmo" parece que está cayéndose del FPV, por más que los ultra K locales y las bases del Movimiento Evita cacareen. Prueba de ello fue que la Peña Bonaerense los dejó literalmente afuera de la convocatoria para ir a demostrarle a Carlos Kunkel hace unos 15 días que todo anda bárbaro en el FPV necochense. Todo anda bárbaro en tanto Vidal y los suyos no se crucen con ninguno de los pocos que quedan apoyando al intendente desplazado, dirían los suspicaces. Pocos pero buenos, tal vez.

Y es un tal vez porque precisamente otro de los que hace un tiempo parece ir en un camino distinto al del profe es Juan Domingo Larrea, quien encabezó la lista 1708 para concejales en octubre, que lamentablemente no consiguió ni una sola banca.

Por ahora Larrea confesó que invitó al gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, momentánemanete único precandidato a presidente tolerado por la jefa, para que visite nuestra ciudad el próximo 10 de mayo. Otro que se mostró cerca de Uribarri en los últimos días fue el concejal Marcelo Ordoqui, del Partido de la Victoria, enseñando así que la disgregación del kirchnerismo en Necochea se profundiza.

Cabe entonces preguntarse, más allá de la nota servicial de Ecos Diarios, quiénes son los que apoyan y alimentan el optimismo de Horacio Tellechea. Porque si su fuerza radica en confiar en el apoyo tribunero del innecesariamente beligerante Movimiento Evita de Roberto Gómez y la obsecuencia de su concejal, el también profesor, Luciano Lescano, con su teléfono nunca atendido y su twitter ocurrente a cuestas; las expectativas del profesor de regresar al palacio municipal están fundadas en poco más que sus ganas y en un deseo de "verdad y justicia" que en realidad ofrece más satisfacción a su interés personal que a las necesidades de toda la comunidad.

 

® Copyright 2014 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Contactanos: info@diario4v.com

Comentarios

Otras Noticias