CONFLICTO EXTERNO

Paro nacional de remolcadores afectará parcialmente al Puerto

Un conflicto sindical afectará parcialmente la actividad del puerto. El paro de trabajadores de remolcadores dejará de brindar servicio a buques que vengan a Quequén a terminar de cargar procedentes de los muelles de Nidera, Toepfer y Bunge de Puerto Gral San Martín.
viernes, 9 de mayo de 2014 · 10:27
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - El sindicato marítimo (Somu) dejó de prestar a las 15 horas del jueves el servicio de remolques por tiempo indeterminado y a nivel nacional. Pero también incluye la quita de servicios a cualquier buque que haya recibido servicios de estiba en Timbúes y Puerto General San Martín.

El paro se lo atribuyen al conflicto gremial con el sindicato portuario (supa) por la agremiación de la tripulación de embarcaciones. El Somu asegura haber adelantado en el Ministerio de Trabajo que el SUPA no cumplió con el compromiso de tregua pactado por 120 días.

El Supa reclama para ellos la agremiación de trabajdoes que hacen tareas de transbordos en remolcadores, que hoy están dentro de marítimos, ya que ellos en muelle son los encargados de esas labores.

La medida no afecta a todos los puertos sino a los que necesitan el servicio de remolcadores. Por caso, afecta directamente a los muelles de Nidera, Toepfer y Bunge de Puerto Gral San Martín, además de todos los buques que estibe la Cooperativa de Trabajadores Portuarios de Puerto Gral San Martín y que vayan a completar en Quequén/Necochea y Bahía Blanca, que serían un buen número.

En diálogo con Cuatro Vientos, Tomás Martínez, de SOMU, explicó que el alcance de la medida de fuerza en la terminal de Quequén será relativa. "Sólo afectará a los buques que vengan a terminar de cargar procedentes de los puertos en conflcito", explicó el dirigente gremial, quien recalcó que la medida afectará sólo parcialmente la actividad portuaria.

Semanas atrás el SOMU había iniciado una medida de fuerza que retrasaba los trabajos de ingreso o salida del puerto por el término de 6 horas, lo que generó apenas una molestia en la terminal, dado que la medida fue levantada por la iniciación del diálogo entre las partes y el gobierno.

El conflicto tiene que ver con que el titular del SUPA, Hermes Juárez, también está a acargo de la cooperativa que denuncia SOMU como la que tiene trabajadores en condiciones precarias.

Así relata los sucesos el diario porteño El Cronista en su sitio web:

"La pelea sindical en los puertos cerealeros sigue adelante. Desconociendo el acuerdo firmado con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) lanzó ayer un paro nacional, medida que termina, principalmente, paralizando las exportaciones del complejo agroexportador más importante de la Argentina.

El 17 de abril el Somu y el Sindicato Unido Portuarios Argentinos (Supa) firmaron una tregua por 120 días.

En ese momento ambos sindicatos habían desconocido el poder de las carteras de Trabajo tanto rosarina como nacional y tuvieron que ser citados a Casa de Gobierno por el jefe de Gabinete para evitar medidas de fuerzas que obstaculizaran las exportaciones agrarias en el momento en donde comenzaba el pico exportador.

Pero el predicamento de Capitanich que, en un acto inusual para un jefe de Gabinete, había intervenido en la discusión, no sirvió de mucho.

Según explicaron a El Cronista desde la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (Capym), el paro del Somu es consecuencia del conflicto entre gremios por la representación sindical de la tripulación de embarcaciones. El Somu asegura haber adelantado en el Ministerio de Trabajo que el SUPA no cumplió con el compromiso de tregua pactado por 120 días.

Al parecer la intención de evitar paros en plena época exportadora que tenía Capitanich no fue suficiente para frenar una discusión de afiliación que tienen los dos gremios, ya que el conflicto surge porque el Supa reclama para ellos la representación sindical de trabajadores que hacen tareas de transbordos en remolcadores, que hoy están dentro de marítimos, ya que ellos en muelle son los encargados de esos labores.

“La medida afecta directamente a los muelles de las empresas Nidera, Toepfer y Bunge de Puerto General San Martín, pero también a todos los buques que estibe la Cooperativa de Trabajadores Portuarios de Puerto General San Martín y que vayan a completar la carga en los puertos de Quequén/Necochea y Bahía Blanca. Y la verdad es que es una cantidad muy considerable de embarcaciones”, explicó una fuente del sector privado.

Los portuarios esperan que Capitanich vuelva a llamar a Herme Juárez, secretario general del Supa; y Omar Suárez, secretario general del Somu, para saber por qué incumplieron el acuerdo de “paz social” firmado hace apenas 21 días.

Sin embargo, fuentes oficiales afirmaron que “hay mucha bronca desde Jefatura de Gabinete y del Ministerio de Trabajo con Juárez”, por lo que nadie se anima a adelantar la decisión que tomará el Gobierno.

Mientras tanto, el conflicto comenzará a acentuar un problema ya existente, porque no sólo que se retrasa la carga de los buques, sino que otros no pueden salir de los muelles, lo que genera sobrecostos diarios de u$s 20.000 promedio; y se genera la paralización de unos 8.000 camiones diarios que no pueden descargar la soja y subproductos que transportan y que, además de bloquear la zona de los accesos portuarios, no puede salir en busca de otra carga.

En el sector agroindustrial volvieron a advertir que si la medida de fuerza sindical se prolonga en el tiempo, pueden detenerse las plantas industriales, ante la incapacidad de salida de los bienes producidos (aceites y harinas proteicas) y generando un descalabro generalizado de la logística en el momento clave de la cosecha".

 

® Copyright 2014 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Contactanos: info@diario4v.com

Comentarios

Otras Noticias