VILLA BALNEARIA

De La Frontera a Sotavento: Cambian las concesiones más grandes de la playa

La Frontera parece haber cerrado sus puertas definitivamente y está parcialmente desmontado. Sotavento inició las obras para instalar límites permanentes con mojones de concreto en lo que era 'villa cariño'.
domingo, 20 de julio de 2014 · 09:00
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - De norte a sur, dos puntas de una misma línea costera, dos concesiones, muestran escenarios contrapuestos, quizá como símbolo de los tiempos que corren en Necochea. El boliche La Frontera y el restaurante Sotavento, uno en el extremo norte y el otro en el del sur de la línea de la costa asfaltada de Necochea

Por un lado está el complejo La Frontera cuya supremacía en la noche necochense parece haber tocado a su fin definitivamente: al edificio en ruinas y cubierto de arena, le robaron chapas del techo y parece estar claramente en un proceso gradual de desmonte que va a terminar con el médano pelado.
 
 La Frontera pasó a ser una sombra
Maderas tiradas por todos lados 


Las chapas robadas semanas atrás dejaron sin cobertura a los baños exteriores, que tampoco tienen grifería o sanitarios, las maderas se acumulan por doquier y la arena (el médano) tapó toda la entrada.
 
 Ventana de lo que era Peor para el Sol, el bar del complejo
 
 La entrada tapada de arena
El médano crece sobre la galería de entrada del boliche 

Montículos de escombros diseminados por la arena hacen casi irreconocible la galería a cielo abierto que antes tenía el complejo: un puesto de comidas, bar con un escenario para bandas, boliche con dos pistas de baile diferentes... todo mal logrado y entrando en un lento proceso de saqueo y descomposición.

Algunas tarjetas del boliche tiradas en el suelo junto a bolsas de basura se presentan al lado de los pilares que sostienen el cartel de entrada, cuyas letras se fueron desprendiendo, dejando incompleto el nombre del lugar.
 
 Tarjetas del boliche ya abandonadas
 

Claramente el lugar entró en decadencia. Apenas este verano el boliche había presentado festivales de música, opciones de salida para los jóvenes, bandas en vivo y fiestas todas las noches en un lugar alejado sin molestar (tanto) a los vecinos. 
 
Ruinas de San Leandro (?)
Lo que queda del bar Peor para el sol


Sucedió que los nuevos dueños de La Frontera parecen ya no contar el favor municipal que tenía el predio y se cayó la concesión. Los tiempos de gloria del emprendimiento que arrancó hace 15 años, con un humilde salón que luego devino en el gigantesco complejo y que tuvo como cabeza visible durante tantos años al emprendedor Leandro Torcianti (Estación K2, La Sardiñola, entre otros) ya ni siquiera tiene online su página web

La noticia aún no fue difundida en los medios locales, mucho menos se enteraron miles de interesados de todo el país, que concurrieron año a año durante una década y media al complejo nocturno que más atracciones y posibilidades brindaba para los jóvenes necochenses.
 
Sotavento 

Por otro lado, la consesión del lado sur, el restaurante y "salón de té" Sotavento, parece estar de parabienes: la concesión que consiguió para que la llamada "villa cariño" de Necochea se convirtiera en su gigantesco estacionamiento (un estacionamiento que, por otra parte puede albergar autos en un número cuatro veces superior a la cantidad de comensales que puede atender), se va afianzando y registra un interesante trabajo.
 
 Mojones en construcción
 

En los últimos meses se registró que el complejo está cambiando los mojones de madera que delimitan el estacionamiento por otros de concreto, que parecen indestructibles. Algunos ya han sido instalados en la entrada de la Avenida 2 y otros están siendo construídos y pintados. 
 
 Algunos mojones ya están pintados
 Antiguos mojones de madera
 Nuevos mojones de concreto


La concesión fue aprobada de manera sugestiva, por lo impopular que fue, gracias a una votación conjunta del peronismo agrupado en la lista de concejales del FPV y del momismo de (en ese momento) Unión Peronista. El mismo día se trató otro tema que por el escándalo que representaba permitió que los concejales peronistas levantaran la mano sin miedo a ser señalados: esa sesión marcó el inicio de las interpelaciones a Horacio Tellechea por los casos que luego lo dejaron fuera de la intendencia (ver nota relacionada). 

La concesión de Sotavento paga un canon anual de 110 mil pesos, según pudo saberse recientemente de un listado que registra las concesiones en el distrito para la zona del parque.

Recientemente algún cuestionamiento que hiciera Pilar Lazarte al titular de la Cámara de Comerciantes de Necochea, Pascual Corapi en la FM Vital, acerca de la naturaleza de la concesión de Sotavento mereció que el programa de la periodista fuera levantado del aire en esa emisora. (ver nota relacionada)

Así las cosas, al norte una concesión cae, en detrimento de una actividad turística relacionada con los jóvenes, la noche y shows en vivo, y al sur, crece otra, quizá un poco más apuntada a sectores familiares y adultos de mayor poder adquisitivo. 

 

® Copyright 2014 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Contactanos: info@diario4v.com

Comentarios

Otras Noticias