RESTAURANTE Y QUIOSCO EN EL CHIQUERO

Debate en el HCD por dos nuevas concesiones dentro del "Chiquero"

El HCD decidió aprobar dos nuevas licitaciones dentro del 'Chiquero' para abrir un restaurante y un quiosco y proveduría en el predio. Como el predio está pendiente de un fallo judicial, el riesgo de que nuevas licitaciones produzcan nuevas demandas es alto.
sábado, 15 de octubre de 2016 · 10:18

Durante la 12ª sesión ordinaria del Concejo Deliberante este viernes 14-10 por la tarde los concejales debatieron ampliamente y terminaron aprobando por mayoría (compuesta exclusivamente por el oficialismo) la ordenanza que permite abrir llamados a licitación por un kiosco y proveduría y un salón restaurante en la Playa de Camiones municipal conocida como El Chiquero.

El acuerdo de los concejales en que es preciso brindar mayores servicios a los camioneros que abonan una tarifa por utilizar el lugar fue unánime, aunque las apreciaciones sobre el sustento legal que pudieran tener las nuevas concesiones produjeron un debate en el recinto.

Las aclaraciones del concejal radical Alberto Esnaola buscaron llevar el proyecto a tratarse en comisión para revisar la decisión en busca de proteger el patrimonio municipal.

Si bien el concejal reconoció que la búsqueda de aplicar nuevos servicios concesionados en el Chiquero es una suerte de "remedio" y que es "el gran tema" de la playa de camiones desde hace muchos años, se preguntó "¿Qué concesionario serio va a hacer una inversión teniendo en cuenta de brindar un buen servicio a los camioneros si está sujeto a que en cualquier momento tenga que retirarse porque eventualmenbte un fallo de la Justicia lo pueda hacer así y encima no tenga la capacidad del contrato de exigir obligaciones por parte del concedente?".

En ese sentido, Esnaola consideró que "la buena intención que puede ser la corroboración de esto va a generar que aquellos que tengan la intención seria de hacer una inversión digna probablemente no se acerquen y si esté abierta a aquellos que estén dispuestos a tirar la moneda y que esté la moneda girando durante tres años en el aire". Las dudas estaban apuntadas a la posibilidad de que ya existiera algún inversor interesado que asistía a impulsar el proyecto.

"También creo que hay otros remedios que si tiene la ley orgánica para poder prestar este servicio y que es necesario explorarlos previamente a generar (me parece) una movida legal por parte del departamento Ejecutivo que va a estar sujeta indefectiblemente a todas estas miradas", comentó. Una de las alternativas, detalló, sería decretar el estado de emergencia del Chiquero. Otra opción sería entregar el servicio a entidades de bien público para cubrir de modo legal el patrimonio municipal.

El concejal pidió así que el proyecto pasara a comisión "por dos cosas: primero para abrir una instancia y explorar una alternativa en la cual nosotros podamos colaborar pero dándole mayor certeza jurídica; segundo, que la omisión que implica no dar una opinión por la afirmativa o por la afirmativa pueda poner en peligro el patrimonio, y como yo creo que no hay que dar una opinión por la negativa porque estos mismos expedientes pueden sobrevivir legislativamente dentro del período, creo que es necesario pasarlo a comisión, explorar una alternativa vía emergencia con la prestación del servicio".

La propuesta del oficialismo estaba basada en la necesidad de prestar los servicios en el predio (algo que a priori motivó que la comuna quitara a principio de año la concesión a la empresa Playa de Camiones Quequén S.A.) y precisamente en la incertidumbre que genera la inexistencia de un fallo en la justicia que termine de dirimir la cuestión. 

El concejal Valentín Bustillo (FR) había argumentado en su presentación del proyecto la necesidad de prestar el servicio de cara a la cosecha fina, que acumula a la mayoría de los camiones que usan en predio en los próximos meses. 

Por su parte, el concejal de Cambiemos Fe, Hugo Senzaqua, sugirió la abstención dado que "los tiempos de la justicia no son los que deseamos por lo que tenemos incertidumbre pero a la vez hay que darle servicios a los trabajadores, por lo que no vamos a ser obstáculo".

Finalmente el proyecto fue aprobado por la mayoría de 7 oficialistas (6 concejales del Frente Renovador y Confianza Necochea, bloque de Ricardo Calcabrini, aliado al oficialismo), mientras que hubo tres concejales que fueron por el pase a comisión (Esnaola, Mario La Battaglia y Marcela Fernández Palma) y el resto del concejo que decidió abstenerse.

Comentarios

Otras Noticias