CUATRO POLICÍAS IMPUTADOS

Caso Noa: Aceptaron las pruebas para juzgar un homicidio culposo en la Comisaría 2ª

Hay cuatro policías imputados en el caso de la muerte de Michel Noa Suarez en la comisaría de Quequén. Ya se presentaron las pruebas y el juicio oral comenzaría entre marzo y junio del 2017. Se cae la hipótesis del suicidio.
jueves, 3 de noviembre de 2016 · 00:29

Este martes se desarrolló en el edificio del Juzgado Criminal Nº 1 (calle 87 y 6) la audiencia preliminar para dar comienzo al juicio por la muerte de Michel "Noa" Suárez en la comisaría 2ª de Quequén.

En la audiencia se presentó todo el material probatorio para el juicio y si bien desde la mayoría de los medios de comunicación locales se abonó a la hipótesis del suicidio presentada inmediatamante por las autoridades policiales a través del diario local, hay cuato oficiales imputados que podrían ser juzgados por homicidio culposo para marzo del año que viene (2017).

Se trata de cuatro agentes que estaban en funciones en la dependencia policial la noche en que Noa apareció muerto en el llamado "locutorio" del edificio. Son los agentes Fernando Pérez Zenatti y Matías Germán Larrea, que detuvieron a Noa y lo trasladaron a la comisaría; Yanina Paola Mohana, que estaba de guardia en los calabozos y el oficial de servicio Héctor Daniel Allamanla. Todo el personal imputado ha sido separado de la fuerza.

Producto de la audiencia se aceptaron las pruebas presentadas por el abogado de la familia de Noa, Sebastián Barletta.

La querella presentó un video de Youtube que muestra el cuerpo de Noa durante el velatorio, donde se aprecian los golpes que el joven recibió en el pómulo y en la nuca, testimonios de reclusos que escucharon gritos y golpes durante la detención del joven y pericias sobre el cuerpo.

La presentación movilizó al Frente Popular Darío Santillán, que convocó a una jornada para acompañar a la familia de Noa mientras se hacía la presentación de las pruebas.

Puntos negros

Sucede que a pesar de la teoría del suicidio, sostenida incluso por la fiscal que interviene en el caso, hay una extensa lista de cuestiones que sostienen la hipótesis de que Noa fue asesinado. Las pruebas presentadas ya fueron aceptadas.

Noa fue detenido en Quequén la noche del 6 de diciembre del 2014, tras un supuesto incidente en el que el joven de 19 años habría roto una vidriera de un local del Partido Fe. Ese es precisamente el primer "punto negro" del caso.

"Entre los puntos oscuros está el móvil de la detención porque todavía no se pudo demostrar fehacientemente que Noa haya roto una vidriera del local del Partido Fe en Quequén: nunca nadie vio el vidrio roto, nadie sabe sobre ese vidrio roto... esto fue a la medianoche (la supuesta rotura de este vidrio) y al otro día ya estaba el vidrio repuesto en pleno fin de semana", dijo a Cuatro Vientos Johnatan Campana, referente del FPDS.

"Otro punto oscuro es que el pibe que estaba esa noche con Noa, su amigo, nunca más quiso declarar ni meterse en ningún lío, no aporta datos ni quiere saber nada. Eso es algo que nos tiene preocupados", siguió. "Ya el momento de la detención y el movil es un punto oscuro importante", dijo Campana, que recordó que la familia de Noa relató en reiteradas oportunidades que el joven sufría acoso policial desde que tenía 13 años.

Las pruebas sobre el vidrio roto no existen dado que las averiguaciones sobre la detención se paralizaron cuando el joven apareció muerto. "Ese hubiera sido un dato importante", dijo.

"Otro punto oscuro es el procedimiento al momento de alojarlo en la comisaría: supuestamente le sacan los cordones que tenga y se olvidaron el cordón de la malla", dijo Campana. El cordón de la malla es con lo que, según la versión de la policía, Noa se colgó del techo.

"Un techo de dos metros y y un chico de un metro noventa colgandose con el cordoncito de una malla y desnucandose es también algo bastante llamativo", remarcó el referente social. "Tenía diez centímetros de los pies al piso como para desnucarse y sacarse dos vértebras es algo que llama muchísimo la atención", remarcó.

Al momento de su muerte el joven estaba con muletas a raíz de una lesión en una de sus piernas, por lo que resulta inverosímil que estuviera en condiciones de realizar la maniobra de colgarse a sí mismo de un techo con un cordón.

Tras registrarse su muerte, el cuerpo de Noa fue trasladado primero al hospital de Quequén, luego al de Necochea y de nuevo al de Quequén. "En ese interín no se entiende que pasó ahí... hay un médico que no constata el golpe en la nuca, siendo que si constata dos vértebras cervicales desplazadas por un golpe tremendo, don desplazamiento de cráneo y una contusión importante, no es que se comió un chichón", destacó.

El juicio oral tendrá lugar entre marzo y junio del 2017. El juez del caso será el Dr. Ernesto Juliano y la fiscal es Mirta Ciancio. Entretanto, el abogado defensor de los policías imputados será Gustavo Raggio.

VOLVER A PORTADA

Comentarios

Otras Noticias