DESIDIA LOCAL

¿Pensando en el turismo?: Montaña de basura frente al Casino

Una montaña de basura frente al Casino, arrojada por un concesionario, pintó de cuerpo entero la actitud de 'bienvenida' a los turistas que tienen algunos comerciantes a pocas horas de iniciarse el Enduropale 2016.
viernes, 29 de julio de 2016 · 13:20

Si algo de positivo tiene el debate sobre la celebración del Enduropale 2016 en el frente costero de Necochea (que sí, que no, que el medio ambiente, que la llegada de turistas y el famoso derrame de excedentes, etc) es la intención de romper con la estacionalidad de la temporada para recibir turistas todo el año que ha mostrado la comuna en la gestión de Facundo López.

Esa intención comenzó a plasmarse con la organización de La Ruta del Tango en la ciudad en junio pasado y sigue este fin de semana con un evento de nivel nacional que llega para cerrar las vacaciones de invierno, el Enduropale.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de la comuna (que incluyen presentaciones en medios nacionales y onerosas contrataciones), no todos parecen ir en la misma sintonía y en algunos casos las mínimas consideraciones que se precisan para dar atención a los turistas son pasadas por alto.

 

Es el caso de la verdadera montaña de basura dejada por un concesionario en avenida 2 frente al casino (ver foto).

La basura estuvo depositada en plena vereda, esperando ser recogida el miércoles aún cuando la comuna anunció durante toda la semana pasada que la recolección había sido reducida como parte de un acuerdo con la empresa prestataria del servicio para reducir el gasto municipal (ver nota relacionada).

La municipalidad dispone de una serie de herramientas para multar a los vecinos (comercios o particulares) que saquen la basura fuera de término, generando inconvenientes de este tipo.

A pocas horas de lanzarse un evento de proyección nacional en la ciudad, más allá de los acuerdos o desacuerdos con respecto a su realización, cierto es que ciertos sectores que podrían verse beneficiados con el turismo (en este caso la concesión del Costa Dorada, ex balneario ACA) parecen no estar contribuyendo con la pujanza turística deseada y reflejan que la desidia no sólo parte, como suele decirse, de vecinos desaprensivos o autoridades incompetentes, sino de sectores dentro de los comerciantes que no consideran el cuidado del entorno como un servicio más al turista y al vecino necochense. 

 

Comentarios

Otras Noticias