PARQUE EÓLICO

Necochea y los molinos de viento

Nota de Maximiliano Cantoni acerca del proyecto para instalar el parque eólico de la provincia de Buenos Aires en el Campo Cipriano. Nuevamente la administración del espacio público y el rol de los funcionarios en las adjudicaciones en el centro del debate.
sábado, 06 de agosto de 2016 · 14:04
Una nota publicada en Facebook por Maximiliano Cantoni revisa el proyecto de instalación de un parque eólico en Campo Cipriano (parte del Parque Miguel Lillo) y se cuestiona acerca de la administración del espacio público (un tema recurrente en las discusiones de la ciudad) y el rol de los funcionarios como nexos del Estado con las empresas: 
 
Introducción ¿De qué estamos hablando? 

A nivel mundial se está camino de aumentar la generación de energía por fuentes limpias y renovables, Argentina no es la excepción. 

Actualmente estas en el país aportan solo el 0,8% de la energía primaria que se consume internamente, lejos del 20% de países como Dinamarca, Finlandia, Alemania y Suecia. También estamos lejos del 5% por el que rondan Chile y Brasil y estamos hasta lejos del promedio mundial que es 2,2%. La energía eléctrica generada por este medio también es escaso, solo el 1,5% del consumo del año 2014 se cubre por fuentes renovables.  
La energía eólica es la fuente de generación de energía eléctrica predominante entre las provenientes de las fuentes renovables y la que mayor dinamismos ha tomado en los últimos años a nivel mundial, China, EE.UU., Alemania, España e India son los principales países en este sector. Argentina en el año 2014 tenía una capacidad instalada de 295 MW, ubicándose en el 37° lugar de los 41 países que tienen desarrollo en el tema. 

Para cerrar el panorama general, podemos decir que según CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Electrico S.A.) hay 8 parques eólicos funcionando: dos en La Rioja, cinco en Chubut y uno en Buenos Aires. Este último es el de Necochea, el único molino que se ve ahora en la playa y que está lejos de ser un parque. 
  
Macri y las energías renovables 

A mediados de mayo se aprobó la ley 27.191 mediante la cual el gobierno nacional creó el Programa "RenovAr” de energías renovables para el período 2016-2025 que apunta a la generación de un total de 1000 megavatios para reemplazar la producida mediante combustibles fósiles. Se sumarían a la oferta energética del país, divididos de la siguiente manera: 600 megavatios Eólicos, 300 megavatios Solares, 65 megavatios de Biomasa, 20 megavatios de Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos y 15 megavatios de Biogas. El plazo de ejecución máximo de los contratos es de hasta 24 meses, con una inversión estimada de entre 1.500 y 2.000 millones de dólares. El objetivo es que el 4,5% de la energía eléctrica en el 2018 se genere por estos medios y terminar en el 2025 con un 20%. Recordar que largamos de un piso muy bajo: en el 2014 era solo el 1,5%. 

La ley establece generosos beneficios fiscales para motivar las inversiones en la generación de energías renovables, por ejemplo: exención de aranceles a la importación de equipos, partes, repuestos, componentes y materias primas; amortización acelerada; devolución anticipada de IVA; exención del Impuesto a las Ganancias Mínimas Presuntas; exención del Impuesto a los Dividendos ante la reinversión en infraestructura; deducción de la carga financiera en el Impuesto a las Ganancias; certificado Fiscal sujeto a acreditación de componente nacional y transferibles a terceros. 

Además se crea el Fondo Fiduciario para el Desarrollo de Energía Renovables (FODER) con el objeto otorgar préstamos (¿subsidiados?) para que se implementen los proyectos. Los fondos provienen del ANSES (lo que antes se destinaba al Progresar o Procrear), el Banco Mundial, aportes del Tesoro Nacional y la vedete de los últimos tiempos: deuda. En caso de cumplir con los objetivos el Estado compromete 4.700 millones de dólares entre incentivos y garantías para atraer inversores, de los cuales 3.000 millones provendrán de nuevo endeudamiento.  
 
¿Y por casa como nos afecta? 

El objetivo de lo desarrollado hasta acá es darle un marco más general a la noticia que viene haciendo ruido estos días por Necochea. Se dio a conocer que existe un convenio firmado por  el gobierno comunal con la empresa Centrales de la Costa Atlántica S.A., el mismo debe ser homologado por el Concejo Deliberante. Por el cual se sede de manera gratuita un predio frente al mar de alrededor de 158 hectáreas por el plazo de 30 años, en el mismo se construirán aproximadamente entre 11 y 13 molinos de 80 metros de altura los cuales generarían 40 MV con una inversión de 75 millones de dólares. Dicho proyecto se enmarca en el programa RenovAr. 

Los 40 MV que agregaría el proyecto a la red de energía nacional representan 6,6% del objetivo del gobierno nacional y aumentaría 13,5% la capacidad instalada para la generación de energía eólica.   

La reconversión de la matriz energética es fundamental, profundizar la incidencia de las energías renovables es el camino por sus características de ser energía limpia, regenerable y más amigable con el medio ambiente. Empezar un proceso de dejar de depender de los combustibles como petróleo y gas, de los cuales hoy somos totalmente dependientes y no nos autoabastecemos (una muestra es la creciente importación y déficit del sector energético). 
 
No hay que olvidar que sigue siendo un negocio dentro de un modelo capitalista por más verde que sea, donde hay muchos intereses de por medio y la falta de escrúpulos abunda. Nuevamente nos quieren vender el proyecto como beneficioso (en sentido general) y por eso está mal cuestionar la forma y los costos sociales que tiene avanzar con la idea, es pertenecer a la ciudad del NO y solo poner palos en la rueda al crecimiento de la ciudad. Cuestionar no significa estar en contra, es defender lo público, identificar los beneficiarios directos y el impacto que tendremos, anticiparnos para después no lamentarnos con el hecho consumado.

Desde mi punto de vista hay dos aspectos a tener en cuenta y analizar. Por un lado es la perdida de espacio público y por otro la empresa Centrales de la Costa Atlántica S.A. 

Sobre el parque y los medanos hay continuas intenciones de apropiarselos para emprendimientos privados, la cancha de hockey, los sueño del campo de golf y el loteo son ejemplo de estas ganas que andan dando vueltas. Tampoco hay que olvidarse de la instalación del Barrio privado en los medanos. Cada cercamiento y avance de lo privado es una pérdida de espacio al que podemos acceder libremente, espacios que perdemos. No es un dato menor que los molinos se instalarán en el Campo Cipriano, espacio público que, de concretarse el proyecto, dejaríamos de acceder. Un costo a no menospreciar. 

El otro punto a tener en cuenta es el rol de la empresa Centrales de la Costa Atlántica S.A. que se encuentra detrás del proyecto. La misma no es una desconocida en la ciudad es la misma que posee la central termoeléctrica de la ciudad, dato que actualmente no es puesto sobre la mesa. También es llamativo el rol del Secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, el arquitecto Ricardo Asiain que junto con el Intendente Facundo López son los que se pusieron al hombro el proyecto defendiéndolo públicamente. Lo que llama la atención es el curriculum vitae del Arquitecto, según su perfil en LinkedIn tiene experiencia laboral como asesor del legislador Patricio Hogan y fue gerente de Planificación de la empresa Centrales de la Costa Atlántica S.A. hasta septiembre del 2013. La misma empresa que casualmente está siendo beneficiada con la cesión del predio indispensable para llevar adelante la colocación de los molinos. Más que sospechoso y es necesaria una aclaración publica sobre el tema. Es de suponer que existe conflicto de intereses y parcialidad en la toma de decisiones que pueden beneficiar a su ex empleador. 
 
Agua turbia (para no decir sucia) circula en un proyecto de energía limpia. Por sí mismo no es malo el proyecto, la forma de implementarse y las consecuencias lo hacen cuestionable. Una vez más queda un manto de sospecha de beneficiar a amigas/os, en caso de que no se aclare el tema se empezará a sospechar de que corresponde al modus operandi de la presente gestión municipal.
 
Perfil de LinkedIn del Secretario de Obras Públicas Ricardo Asiain

10
1

Comentarios

Otras Noticias