MUERTE DE MELISA

Los Cañada podrán enfrentar de 8 a 25 años de prisión

El cambio de carátula de la causa por la muerte de Melisa preve penas de 8 a 25 años por la responsabilidad de los hermanos Cañada en el derrame. La causa sobre los funcionarios municipales va lento. Con la instalación de un mural, los vecinos plantean un 'nunca mas' para esta clase de episodios.
miércoles, 21 de septiembre de 2016 · 08:54

El caso de la muerte de Melisa Nuñez sigue vivo en la memoria de los activistas y vecinos quequeneneses, que piden a la Justicia que sancione a los responsables del derrame que en 2015 terminó con la vida de la joven en el barrio portuario de Quequén.

La semana pasada instalaron en 507 entre 536 y 534 (frente al lugar del derrame) un mural que fue pintado por artistas locales en abril, cuando se conmemoraba un año de la tragedia. En esta oportunidad estuvieron presentes no sólo los vecinos damnificados que reclaman justicia sino también la madre de la joven (procedente de Corrientes) Mercedes Fernández.

"La idea es que esto quede puesto para que sea un "Nunca Más"", explicó a Cuatro Vientos Mónica Conesa, activista y ex candidata a intendente. "El mural lo pintaron Carlos Segovia, Hernan Ricaldoni, Foffo Toledo, Sebastián Serqueira, Marilyn Maidana y Chivico Flores", agregó.

La semana pasada la madre de Melisa junto con vecinos se reunieron con la fiscal Silvia Gabriele, que interviene en el caso y recibieron las noticias de cómo avanza la causa: aunque todavía no volvió de la Cámara, se supo extraoficialmente que por el caso el delito considerado será de tipo "doloso", que preve condenas superiores a la carátula anterior, que estiipulaba que se trataba de un delito "culposo" el de los responsables de Shippingsuarence al manejar los elementos peligrosos sin tomar los recaudos necesarios.

El 13 de abril del 2015 un principio de incendio en un galpón de agroquímicos de la empresa fumigadora Shipingsuarence (propiedad de los hermanos Emiliano y Fernando Cañada) provocó un vertido de venenos hacia el sistema cloacal. Los agroquímicos al entrar en contacto con el agua produjeron gas fosfina, que causó la muerte de Melisa y provocó heridas en una veintena de vecinos del lugar. Los señalamientos recaen sobre los Cañada por su actuación al limpiar con agua el lugar desconociendo la peligrosidad de las sustancias que manipulaban.

Ahora la causa será elevada a juicio oral, dado que la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal decidió negar el pedido de sobreseimiento por la infracción a la Ley de Residuos Peligrosos (24.051). Tampoco se hizo a lugar a la declaración de incompetencia de la justicia provincial, solicitada por la defensa de los acusados en manos del abogado Pablo López.

"Según la ley, la condena es de 8 a 25 años", dijo Conesa. 

"Todavía con los funcionarios la cosa va muy lenta", sostuvo la activista. El caso va por dos carriles: por un lado los señalamientos sobre los responsables de la empresa que provocó el derrame (hermanos Cañada) y por el otro sobre la actuación de los funcionarios que debieron proceder en tiempo y forma frente al evento. "Nos interesa que los Cañada vayan presos pero que también los funcionarios vayan presos", dijo. "Si los funcionarios municipales hubieran hecho lo que tenían que hacer, Melisa no estaría muerta", agregó.

Conesa mencionó los nombres del ex intendente José Luis Vidal, de la ex secretaria de Planeamiento, Sandra Retamales; y el ex director de Defensa Civil, Juan Domingo Llorens, como los tres funcionarios principales que los vecinos señalan como responsables del episodio. "Ellos tuvieron una semana exacta hasta que se hicieron cargo del problema: Melisa murió el lunes y ellos se metieron recién al lunes siguiente", destacó Conesa.

Comentarios

Otras Noticias