NEPOTISMO Y NEGOCIOS

Multa y persecusión: Una más del dúo Bottiglieri

Una multa por un concepto cuanto menos dudoso (tenencia de animales en un local nocturno) encendió la indignación del dueño de Tom Jones, que denuncia persecución municipal en manos de funcionarios que son jueces y parte.
sábado, 11 de noviembre de 2017 · 22:51

Con fecha del 9 de noviembre de 2017 una intimación municipal solicitando el pago de una multa de cerca de 1700 pesos encendió la indignación de un conocido empresario de la noche que denunció publicamente una "persecusión" por parte de organismos de control municipales.

Resulta que Gonzalo Gallo Irazoqui decidió mostrar su indignación contra la gestión municipal este viernes, cuando hizo pública una intimación firmada por el secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de Necochea, Marcos Migdal.

En la intimación se solicitaba a Gonzalo Irazoqui, dueño del local nocturno Tom Jones, a que "dentro del plazo de CINCO (5) días regularice su situación mediante el pago de la suma adeudada" que asciende a 1711 pesos. La intimación incluye la posibilidad de pagar en cuotas.

"La falta de pago dará lugar al inmediato incio de las acciones legales , bajo apercibimiento de proceder sin más trámite a la INHIBICIÓN GENERAL DE BIENES Y/O EMBARGO DE CUENTAS", asegura la nota.

El acta de infracción indica violaciones a los artículos 40 y 41 del código contravencional. Este segundo artìculo reviste especial atención, dado que se refiere a la "Venta, Tenencia/Guarda de animales en infracción a normas o admisión de animales en locales comerciales y otros". En otras palabras, multaron al dueño de Tom Jones por algo inverosímil: vender o tener animales en guarda dentro del local.  

En ese contexto es que Irazoqui, quien ya ha tenido roces con la Comuna por insistentes multas inconsistentes, publicó en Facebook la foto de la intimación bajo la leyenda: "Basta de persecución impresentables".

La publicación inmediatamente generó la reacción de los usuarios de Facebook que comenzaron a viralizar la imagen por lo ridículo de la multa, llenando de críticas a la gestión municipal por la intimación.

Trasfondo

Lo que sucedió con Tom Jones revela el estado de situación alrededor de los controles nocturnos en la ciudad: Irazoqui tiene una disputa de larga data con Pedro Bottiglieri, uno de los más cuestionados subsecretarios de la gestión López (cuya salida está pautada para diciembre), hermano de Maximiliano Bottiglieri, encargado de realizar inspecciones de locales comerciales, incluídos los locales nocturnos.

"Es gente que hace 2 años no tenía nada solo deudas, ahora son dueños de diarios, boliches a nombre de otros y autos muy lindos! Que bien les pagan en la muni", disparó Irazoqui indignado por el manejo abiertamente discrecional de los controles nocturnos.

Pedro Bottiglieri ha tenido buena llegada al intendente Facundo López, principalmente por una serie de contactos que mantiene con empresarios ligados a las cúpulas más altas del massismo. Quien otrora fuera dueño de la incendida concesión de "La Frontera", nombró en el área de control de boliches a su hermano Maximiliano. El menor de los hermanos, Emanuel, regentea el local nocturno Barceló, compitiendo directamente con Tom Jones y dando lugar a toda clase de suspicacias...

Lo cierto es que el accionar nepotista de Bottiglieri en la situación no llega en el mejor momento político: actualmente el HCD está cuestionando el manejo de los fondos en la concesión de El Chiquero, que la Comuna, vía Bottiglieri, tomó en febrero de 2016 para hacerse de recursos propios.

El propio Irazoqui se encargó de recordar en Facebook el cuestionamiento que se hace sobre el manejo de Botiglieri en la Playa de Camiones: "Lo que estaría bueno es que se fijen los ingresos y egresos del Chiquero a ver si dan los números!".

10%
Satisfacción
3%
Esperanza
65%
Bronca
3%
Tristeza
10%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias