21 DÍAS DE CONFLICTO

Conflicto aceitero: Nueva denuncia vuelve a salpicar a Dominguez Yelpo

Los aceiteros llevan 21 días de conflicto con trabajadores acantonando en la sede del Sindicato en Quequén. Señalan que un 'empleado político' del diputado Martín Domínguez Yelpo ofreció coimas al Sindicato a cambio de información de los afiliados.
miércoles, 31 de mayo de 2017 · 22:58

Los aceiteros cumplieron 21 días de acantonamiento en la sede del sindicato en Quequén. La firma de 150 afiliados que pidieron la renuncia de Mario Giuliano y dos miembros de la comisión directiva espera la resolución del Ministerio de Trabajo sobre el llamado a elecciones suspendido en el marco de denuncias falsas y una avanzada política sobre la independencia del sindicato.

El jueves 11 de mayo se acreditó la solicitud de los 150 afiliados que pidieron la renuncia de Giuliano, Mario Arias y Marcelo Llanos que, según el secretario gremial de Aceiteros, Sebastián Scott, se arrogan la representación del Sindicato "desentendiéndose del Estatuto y de la voluntad de los trabajadores".

"Estas personas al día de la fecha no han declinado su actitud, se han desentendido, y ahora pretenden negociar salarios, sentarse con la empresa y el Ministerio", aseguró Scott sobre Giuliano y sus dos laderos.

"Esto sería otro acto bochornoso e ilegal: la irresponsabilidad y la ilegitimidad de esos tres individuos para arrogarse esa representación y firmar un salario cuando ni siquiera han hecho los pasos necesarios" que marca el estatuto, destacó Scott.

"Hay que ver cómo continúa esto, si les da el espacio, como ellos dicen que les va a dar con las pruebas que hoy están en el expediente", desafió Scott. El dirigente gremial confía en el peso de las pruebas y argumentos que se han presentado contra las denuncias improcedentes de Giuliano y sobre la legitimidad de su reclamo de elecciones inmediatas.

Este jueves 1-06 los aceiteros estarán realizando una serie de gestiones en distintos estamentos estatales. Días atrás se manifestaron frente a la sede local del Ministerio de Trabajo de la Nación y frente a la sucursal del Banco Santander Río, realizando trámites que tienden a la normalización del sindicato.

Scott reconoce que hay una mano política detrás del conflicto, señalando abiertamente al diputado provincial Martín Domínguez Yelpo como el verdadero interesado en el rompimiento del sindicato para después tomar el control de una nueva comisión directiva.

El dirigente ha señalado que ese movimiento tiene una pata en Mar del Plata con Fabián Driuzzi, delegado del Ministerio de Trabajo de la Nación en esa ciudad y otra en Necochea, en la figura de Cristian Sánchez, un empleado de Oleaginosa Moreno que Scott señala como "empleado político" de Domínguez Yelpo.

ANTES:

 

Precisamente sobre Sánchez es que recae la nueva denuncia, salpicando nuevamente al diputado provincial. Scott asegura que Sánchez "quiso comprarme el padrón de los trabajadores y los datos para condenarlos a una tarjeta" magnética para pasar el sistema de trabajo.

Scott afirma en su denuncia que Sánchez le ofreció la compra de los datos de los trabajadores para enviarles compulsivamente una tarjeta "contra su voluntad" y que el propio Sánchez reconoció que esa misma práctica "a él se la pasa su patrón político Martín Domínguez Yelpo".

 Scott asegura que esas "fueron las declaraciones de Cristian Sanchez sobre su patrón político".  "No sé qué acreditación tienen, pero si con el fin de enriquecerse y que la misma práctica fuere dada, según sus declaraciones, por su patrón político", agregó Scott.

El desempeño de Domínguez Yelpo generó incomodidades cuando los aceiteros comenzaron a protestar la resolución del Ministerio de suspender las elecciones. Tal es así que Fabián Driussi hizo declaraciones radiales desestimando la legitimidad del reclamo de los trabajadores considerando que los que reclaman "ya habían renunciado a los cargos que detentaban en el sindicato".   

"Decimos: 21 días, cumplimos una mayoría de edad y el fogón nunca se apagó porque el fogón representa el verdadero, el único, el corazón legítimo del movimiento obrero aceitero que dice que para pararnos, muertos nos van a tener que sacar de acá", sostuvo Scott.

"Que lo sepan todos los que pretendan traer la injusticia sobre las familias aceiteras o sobre este movimiento que va a quedar en cada uno de los que lo integramos, que primero que nada somos hijos, luego hermanos, amigos, padres, trabajadores, afiliados y por último, dirigentes, vamos a dejar todo lo que tengamos que dejar, porque no tenemos otra opción que ser lo que nuestros padres nos enseñaron. Si eso quieren, eso van a tener", cerró Scott.

 
 
® Copyright 2017 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Por WhatsApp mandanos fotos o videos al: 2262 537976 
Contactanos: diario4v@gmail.com
75
9

Comentarios

Otras Noticias