CAPITAN FABIÁN NICOLOSI

“Hoy se sabe dónde está el buque Rigel hundido”

lunes, 11 de junio de 2018 · 20:04

El Capitán de un buque que estuvo en el área de emergencia aseguró que “hoy se sabe dónde está el buque Rigel hundido”, con el que se perdió la comunicación el viernes por la noche mientras navegaba a 111 millas náuticas, unos 220 kilómetros aproximadamente, a sureste de la localidad de Rawson, Chubut.

El necochense Fabián Nicolosi, experimentado capitán del buque pesquero Suemar de la empresa Congeladores Patagónicos que estuvo en el área de la emergencia, mantuvo un diálogo vía satélite con Pablo Canal para Casi Nada de Todo (Kraken 90.5 Mhz) y expresó que “la flota recibió este accidente con la misma tristeza que lo han recibido la gente en tierra, por supuesto que no los familiares, el dolor de los familiares no lo podemos expresar ni sentir nosotros. Más allá de los distintos tipos de flotas, congeladores o fresqueros, cuando sucede un accidente en el mar, todos sentimos la misma situación porque nos puede suceder a cualquiera. Los que estamos en esta profesión de riesgo, sabemos que lo que puede ocurrir cuando uno puede cometer algunos errores o cuando las inclemencias del tiempo juegan en contra”.

“En un primer momento todos los buques recibimos el alerta y todos anduvimos cerca de la zona, pero en este momento están afectados los guardacostas de Prefectura Fique y Derbes, se estaba acercando el guardacostas Thompson y estaban saliendo de Puerto Belgrano un par de corvetas dela Armada. Y los buques pesqueros, que son fresqueros en su mayoría, parecidos estructuralmente, muy parecidos al buque Rigel, son buques más pequeños y fresqueros que se dedican al fresco, tienen dos días de operaciones y vuelven al puerto”, explicó Nicolosi.

Hasta el momento se ha encontrado un cuerpo sin chaleco salvavidas, que fue trasladado por el buque "José Américo" a la ciudad chubutense de Puerto Madryn, la radiobaliza, manchas de combustible, un salvavidas circular con la inscripción "Rigel", un remo y una tabla, un trozo de corcho tapa de bodegas y 30 cajones para lavado de langostino.

El capitán manifestó que “en el marco de este sentimiento que sufre la familia de esta gente, tampoco uno puede expresar lo que por ahí sucede porque por ahí puede molestar a los familiares. La realidad es que la navegación en su totalidad, ya sea mercante, pesquera y hasta deportiva sufre las mismas condiciones que sufre el país. Yo creo que todos los que tenemos cierta edad, vemos que el país se ha ido degradando un poco en la parte educativa, de justicia, en la parte de la aplicación de las normas, en la parte de la convivencia. Entonces, en todas esas cosas, el mar no es ajeno de eso, porque el mar, lo navegamos, lo trabajamos gente que también pisa tierra. Entonces, esa misma degradación que sufre un poco la sociedad a veces, también suele suceder acá”.

Capitán Fabián Nicolosi 

Y agregó que “los buques que despacha Prefectura no están en malas condiciones. Quizás, muchas veces, los buques son modificados para trabajar distintos tipos de captura, en este caso langostino, se usa dos redes con tangones. Eso hace que los buques se pongan un poco más inestables, pero no es el caso de este. Este caso, como el del Repunte, son atribuibles más que nada a las condiciones climáticas y no teniendo en cuenta la situación de los pronósticos”.

“Hoy tenemos una tecnología muy importante al alcance nuestro, todos, todos los buques sino la misma Prefectura está continuamente informando los partes meteorológicos. Esto que ocurrió el día 8 nosotros ya teníamos conocimiento desde el día 4 o 5 de junio de que se venía una tormenta o temporal y muchos optamos el día 7 por irnos a la costa”, expresó el patrón de la embarcación que continua en trabajos de pesca a unas 40 millas del lugar donde pescaba el Rigel. Además, añadió que “el buque a mi mando junto con otros buques que trabajamos juntos decidimos ir a la rada de Puerto Deseado a pasar dicho temporal, ir a la costa y no arriesgar y eso que somos buques grandes. Y otros buques fueron a Bahía Camarones al resguardo. Algunos se quedaron y la pasaron muy mal y lamentablemente, este buque, que venía de Mar del Plata, todavía no había iniciado las tareas de pesca este año, no ha podido llegar a la costa o no decidieron llegar a la costa y el temporal los tomó, lamentablemente, de lleno”.

“El mar un arte y una ciencia, la ciencia es para todos la misma y el arte es lo que le pone cada uno en particular”, sentenció Nicolosi.

En cuanto a la cuestión climática que afectó la zona durante la noche del viernes, dijo que “en el buque que estoy yo, la mayoría de los buques pueden aguantar un temporal, están diseñados para eso, el problema es que pueden pasar otros accidentes que deriven en que el buque tenga que hacer maniobras en un temporal, que lo lleven a la zozobra o a tener otros accidentes. No es solamente que te quedes sin máquinas, si vos tenés un problema y tenés que mandar a tu tripulación a hacer maniobras con un estado de mar muy peligroso, quizá no te hundas pero podés perder a algún tripulante también. Y nosotros somos buques pesqueros, la producción de la pesca no se ve reflejada en esos días de mal tiempo, al contrario, la producción al contrario, esos días, con el barco en constante movimiento, el mismo personal trabaja mal, trabaja incómodo y la producción no es la misma. No solo en cantidad, sino en calidad. Entonces, cuando uno pone en la balanza todos esos riesgos, prefiere irse a la costa y pasar allí los malos momentos y después volver”.

“A la hora que se dio el alerta, yo estaba descansando, el primer oficial me informa, me dice de la situación. Estábamos lejos, uno tiene que evaluar, no puede arriesgar su buque y su tripulación, entonces fuimos, nos vamos acercando a la zona, pero estábamos lejos y las condiciones del mar no eran las óptimas. Toda la flota, los que estaban más cerca pudieron llegar, pero lamentablemente habían pasado muchas horas, las condiciones del mar son muy frías, aparte con el viento la sensación térmica es de 8 grados bajo cero y ya era imposible. Se perdió contacto con el monitoreo, todos los buques estamos monitoreados por Prefectura, por la Secretaría de Transporte y la Secretaria de Pesca; estamos todos monitoreados satelitalmente, entonces se perdió contacto satelital con el buque y al poco tiempo apareció la señal de una baliza que llevan todos los buques, que es una baliza que cuando un buque se hunde o la arroja alguien al mar empieza a sonar una alarma que suena en todo el mundo, es una alarma satelital, entonces por medio del satélite, en todo el mundo se sabe que hay un barco en peligro, en zozobra y cada país tiene un lugar donde atiende esas emergencias, acá es en Bahía Blanca que tiene la Armada y trabaja en conjunto con la Prefectura”, explicó el Capitán del Suamar.

“Entonces se inició la búsqueda, tratar de mantener contacto con el buque, lamentablemente eso no pudo ser, hoy ya se sabe dónde está el buque hundido, están saliendo manchas de combustibles, de hidrocarburos. Los otros buques también lo están viendo con la sonda donde está hundido, sino también que se ve en la superficie los restos de hidrocarburos que va despidiendo el buque”, expresó.

Por último, reclamó que “lo que sí tendría que pedir la gente del mar toda la gente del mar, la familia de la gente del mar, que si sucede en otras partes del mundo desde hace mucho tiempo, es que los buques posean trajes de abandono. Todos los buques que trabajan en el Atlántico Sur, todos, todos, sin excepción, tienen que contar con trajes de abandono. Esos trajes de abandono le permitirían a cualquier tripulante que se tenga que arrojar al mar, poder sobrevivir varias horas hasta poder ser encontrado por otros buques o por helicópteros o aviones delas fuerzas de seguridad y poder aguantar. Esos trajes se utilizan en todo el mundo. En Argentina todavía no está todavía contemplado ni normado su uso, pero creo que a raíz de estos últimos accidentes, va a tener que normarse y tener que aplicarse que todos los buques trabajen con la cantidad de trajes de abandono de acuerdo a la cantidad de tripulantes, eso cambiaría mucho la navegación”.

Más de
1%
Satisfacción
6%
Esperanza
22%
Bronca
68%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias