El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice

7 fotos
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
Omar Yunes. El empresario señala al municipio y acumula irregularidades en la Justicia (Foto: Facebook Omar Yunes)
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
Omar Yunes.El empresario señala al municipio y acumula irregularidades en la Justicia (Foto: Facebook Omar Yunes)
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
El verdadero escándalo detrás de la concesión de La Hélice
miércoles, 13 de junio de 2018 · 09:19

Una nueva reunión de comisiones del Concejo Deliberante abordará un tema que viene arrastrándose desde el verano pasado a raíz de la toma de posesión por parte del municipio del Complejo La Hélice en Quequén.

Sucede que en el embrollo legal en que se sumió el asunto, el comerciante Omar Yunes realizó en la Justicia una denuncia en la que se autoincrimina en un supuesto pago de dinero a funcionarios a cambio de la retención de la concesión.

Aunque la denuncia representa apenas un señalamiento que luego debiera ser probado, lo cierto es que el trámite iniciado por Yunes en la Justicia generó indignación en la Comuna teniendo en cuenta el largo historial de incumplimientos que caracterizan al comerciante y que lo ha tenido protagonizando demandas de diferente tipo en el transcurso de los últimos años.

Por lo menos así lo refleja un informe de La Nueva Comuna, que se refiere a Yunes directamente como un "estafador serial" que está "plagado de irregularidades,incumplimientos, denuncias, contradenuncias, juicios y estafas"

Bajo el título "Dicen en los pasillos...Omar Domingo Yunes, un estafador serial" el reporte de La Nueva Comuna recorre puntos oscuros de las relaciones comerciales del empresario:

Desde hace unos días, circula la información sobre un empresario local despechado efectuó una denuncia contra las autoridades municipales. El denunciante es Omar Domingo Yunes, un conocido empresario gastronómico local que, donde pisa, deja un embrollo que invariablemente termina en la justicia.

Con el trasfondo de la inevitable cancelación de la concesión del Complejo La Hélice de Quequén (plagada de irregularidades y de moras), se pretendió armar un verdadero show. Yunes, quien no aparece en ningún lugar como concesionario (se encuentra inhibido por la Justicia) es quien decidió jugar fuerte, autoincriminándose en un presunto delito de una denuncia delirante.

Una ensalada de deudas impagas

Hay una constante en la conducta de Yunes: no paga sus obligaciones. Su accionar comercial (absolutamente irresponsable) es el de asumir compromisos y pasado un tiempo, hacerse el distraído.

Conocedor de los baches legales, el empresario sabe que si transcurre un cierto tiempo de haber contraído una deuda, y nunca se le inició juicio o por diversos motivos no prosperó, la deuda se vuelve inexigible.

(Foto: La Nueva Comuna)

El Código Civil nos da los lineamientos de la prescripción de las deudas en los arts. 4023 en adelante. Del código surge que cualquier deuda existente, a los 10 años prescribe si no hay acción judicial, lo que significa que ya nadie puede obligarlo a pagar.

Sin embargo, Yunes ha logrado que se le otorguen créditos de todo tipo e invariablemente terminan mal.

Revuelto de cheques sin fondos

En la base de datos del Banco Central de la República Argentina (accesible a cualquier ciudadano) se puede observar la serie de cheques rechazados por no tener los fondos suficientes para cubrirlos.

(Foto: La Nueva Comuna)

Los valores fueron rechazados por diversas entidades bancarias entre septiembre y noviembre de 2016. Por los montos, podrían haber sido emitidos a favor de empleados o proveedores.

Una torta de juicios por estafa

El modus operandis de Yunes incluye la manipulación de la Justicia. Es habitual que se le inicien acciones legales para intentar el cobro de una deuda y cuando se ve apremiado por las circunstancias, se considera agraviado e ingresa una contrademanda. Así se puede apreciar en los registros de la Mesa de Entradas Virtual del Poder Judicial de la provincia, donde en los últimos años acumula una docena de demandas cruzadas.

Vale destacar que los abogados defensores le duran poco y los que consigue que lo defiendan, tienen dificultades para cobrar sus honorarios. Lo mismo ocurre con los letrados con los que debe asumir las costas de los juicios perdidos.

Resalta entre las demandas una por "Estafas" en el Juzgado Civil y Comercial N° 1, cuyos detalles serán tema de otro artículo.

Quién paga la cuenta

El estado financiero del empresario actualmente es desesperante: según se observa en la misma base de datos del BCRA, mantiene importantes deudas a la fecha con varias entidades bancarias: el Patagonia, el Galicia, el Santander Río y el Macro. Las obligaciones rondan en total los 100 mil pesos por mes.

Semejantes valores, cada día más elevados por las tasas de interés por mora vigentes o las tasas de interés judiciales (casi el 17 % anual), como una bola de nieve se tornarán impagables en poco tiempo más. Es tan delicada su situación que uno de los bancos, el Macro, ya le inició acciones judiciales para recuperar la deuda.

Al parecer, todo indica que Yunes necesita hacerse de dinero desesperadamente. Agobiado por las deudas y las demandas judiciales, es capaz de inventar cualquier maniobra para tal fin.

Tratamiento en el HCD

En el HCD la comisión de Legislación e interpretación y Reglamento presidida por el concejal opositor Hernán Trigo (Cambiemos) se dió lugar a la posición de Yunes esta mañana para interiorizar al cuerpo deliberativo acerca de su mirada acerca de la concesión.

Yunes en la Comisión de Legislación del HCD

Aunque se esperan reacciones políticas al respecto de la denuncia de Yunes, lo cierto es que los argumentos de los señalamientos del empresario son bastante endebles, sobre todo teniendo en cuenta su autoincriminación y el extenso historial judicial que acumula el denunciante.

5%
Satisfacción
5%
Esperanza
61%
Bronca
11%
Tristeza
8%
Incertidumbre
8%
Indiferencia

Otras Noticias