Interna en Cambiemos: La UCR toma cada vez más distancia del resto (sobre todo de Rojas)

lunes, 09 de julio de 2018 · 13:31

"Hoy creo que su función está encontrada: no puede estar en el Concejo representando a los vecinos y en el Consorcio de Puerto Quequén representando a un espacio acotado que normalmente saca provecho para ellos y nunca para la totalidad de lo que somos los vecinos de Necochea", señaló a Cuatro Vientos una fuente del radicalismo local haciendo referencia a Arturo Rojas.

Las declaraciones parecen expresar a buena parte del pensamiento de la UCR al respecto de quien pretende ser precandidato a intendente por Cambiemos, participando de la contienda desde Partido Fe, de histórica oposición al radicalismo (a pesar que ambos partidos participaron juntos en la coalición electoral que llevó a Mauricio Macri al poder).

Es que la interna dentro de Cambiemos está dele sacarse chispas, razón por la cuál la gobernadora María Eugenia Vidal ha evitado pasar por nuestro distrito durante todo el año, suspendiendo hasta el momento tres visitas a Necochea. En su reemplazo, el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Manuel Mosca, recaló en nuestra ciudad la semana pasada y tuvo una muestra gratis de lo que es la interna.

Durante un almuerzo en la cantina ribereña de las Cabañas de Río Quequén organizado para recibir a Mosca, el encontronazo entre la concejal Graciana Maizzani y el concejal Arturo Rojas terminó con una fuerte irritación y abierto señalamiento de Rojas a Maizzani porque la UCR no cumplió con lo que había pedido la gobernadora María Eugenia Vidal para derogar la tasa portuaria durante el tratamiento del presupuesto municipal este año.

Sentados a la misma mesa, los concejales radicales y el concejal de Cambiemos Fe conversaban junto a Mosca acerca de diferentes cuestiones. Las diferencias de criterios al respecto de algún tema relacionado con el puerto terminó con un reproche en el que Rojas señaló directamente que el radicalismo no había acompañado la orden de la gobernación de derogar la tasa portuaria. "Nosotros le explicamos a Mosca lo que había sucedido, ahí no hubo debate, lo que hubo fue un telefonazo y nosotros por telefonazo no funcionamos", señalaron los radicales a Cuatro Vientos.

Durante la votación del presupuesto municipal del 2018, la derogación de la tasa portuaria (ironicamente creada por propuesta del Partido Fe del que Arturo Rojas era presidente de Bloque al momento de su aprobación) reflejó las primeras diferencias entre el radicalismo y el doble rol de Rojas como concejal y presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén. Rojas acompañaba la decisión de la gobernadora Vidal de derogar dicha tasa y el radicalismo, a través de la concejal Maizzani, se opuso con firmeza a la idea. Finalmente la tasa fue derogada y la Comuna perdió oportunidad de obtener financiación a través de la actividad portuaria que tan alto costo tiene para la infraestructura del distrito.

Si bien tras los comentarios de los radicales y el enojo de Rojas la cuestión se consideró saldada y Mosca pareció mostrar comprensión acerca de las diferencias internas, desde el radicalismo dejaron en claro que si en alguna cuestión no hay acuerdo dentro de Cambiemos, estarán dispuestos a levantar su voz.

Y la voz de los radicales se está levantando cada vez con más frecuencia, señalando abiertamente que ya prepara el terreno para disputar el poder dentro de Cambiemos.

Días atrás la Comisión de Educación del Comité Emiliano Abásolo de Necochea recibió a representantes de algunos Equipos de Orientación Escolar que el gobierno provincial intenta desarticular en las escuelas de la provincia. Producto del encuentro, los radicales se expresaron contra la decisión de la gobernadora de suspender estos equipos que funcionan en el 50% de las escuelas de la provincia.

Por otro lado, en las últimas horas los radicales se expresaron en un comunicado contra las declaraciones de Elisa Carrió asegurando que ella "los maneja desde afuera" e indicaron que "desconoce que sólo obedecemos las disposiciones que emanan de nuestra propia organización política, la cual se caracteriza por el debate interno y la participación ampliada". En las redes sociales los radicales señalaron que "la señora Carrió nunca fue una destacada por ser prudente, siempre fue maleducada y patotera en el ambiente político".

También en el HCD la pelea estuvo presente: durante la reunión de la Comisión de Seguridad la semana pasada la concejal Graciana Maizzani "puso los puntos" a la concejal Marisa Roldán, que reclamó mayor atención sobre su proyecto para instalar buzones de denuncias anónimas en dependencias estatales, algo que no goza del mayor interés del resto de los ediles. En esa oportunidad Maizzani señaló a Roldán que el tema ha sido abiertamente debatido en las comisiones del cuerpo deliberativo pero no ha conseguido construir concensos. 

Con este panorama es que la interna de Cambiemos levantó temperatura. A la distancia que busca tomar el radicalismo dentro de la coalición se suma la interna dentro de Partido Fe, que tiene a Arturo Rojas con sus aspiraciones por un lado y a la vieja guardia alineada tras Antonio Vilchez por otro. El estado de las cosas explica a las claras por qué la gobernadora Vidal todavía prefiere no visitar nuestros pagos y, aunque aún falta más de un año para las PASO, las cosas por lo pronto no parecen encaminarse hacia un trabajo mancomunado en beneficio de los vecinos.

13%
Satisfacción
8%
Esperanza
43%
Bronca
4%
Tristeza
0%
Incertidumbre
30%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias