Estudio geológico asegura que el agua de Necochea y Quequén es no apta para el consumo humano

viernes, 11 de enero de 2019 · 21:16

El estado del agua potable en Necochea es un tema que no deja de preocupar a muchos vecinos, que día a día se vuelcan al consumo de agua purificada y envasada debido a la mala calidad del fluído que consiguen de la red de agua corriente o los pozos de la ciudad.

Recientemente un estudio de la Autoridad del Agua determinó que el agua de las localidad de Santamarina y Energía tiene semejante concentración de sales que la hace "no apta para el consumo humano". En el estudio se obtuvieron resultados satisfactorios en el análisis bacteriológico, aunque no fue así en el físico/químico, donde se determinó que el agua "no cumple con los requerimientos de la Normativa vigente (Anexo “A” de la Ley 11820)".

Según un estudio privado realizado por el geólogo Raúl Méndez Escobar, doctor en Ciencias Naturales egresado de la Universidad de La Plata y especialista en Hidrogeología y Geofísica, "el agua que nos ofrece el Municipio es salada y con elevada dureza ya que los límites permisibles son de 1000 uS/cm". Méndez Escobar recogió muestras de 10 barrios de Necochea y Quequén y en algunos el nivel superaba los 2400 uS/cm.

Según el estudio, titulado "El agua que bebemos en Necochea", los resultados indican que "son inaptas para consumo humano, como además producen daños en los calefones y tuberías".

El análisis realizado, que es considerado por el propio autor como preliminar aunque de utilidad como "diagnóstico", se basó en la medición de la conductividad eléctrica del agua en 10 puntos diferentes de la ciudad. Midiendo la conductividad se puede determinar el nivel de carbonato de calcio (CaCO3) que tiene el agua y que significa el 90% de los materiales disueltos en ella.

Resultados en 10 barrios de la ciudad y en la localidad de Azul

"Usualmente, la salinidad total se define como la suma de los cationes calcio, magnesio, sodio y potasio más los aniones carbonato,
bicarbonato, sulfato y cloruro. De acuerdo a lo expresado anteriormente con los datos aportados, el agua que consumimos en Necochea es salada y dura, de modo que estaría inapta para consumirla",
indicó en su informe el geólogo aunque agregó que "se hace necesario realizar análisis químicos, para determinar las concentraciones de iones y cationes incorporando nitritos y nitratos".

El geólogo recomienda "realizar estudios hidrogeológicos para determinar áreas aptas de agua para consumo humano. Estos estudios deben realizarse como una prioridad, ya que la población está consumiendo agua que es posible sea causa de algunas enfermedades".

"En el informe que está a disposición, se hace una relación hidrogeológica, determinando que existe un estadio crítico entre nuestros acuíferos y el agua salada del mar. Esto nos induce a solicitar a nuestras autoridades que den prioridad a estudios hidrogeológicos de detalle y perforar pozos bien construidos y evaluados, de modo que no haya riesgos de salinización", cierra. 

Sobre el autor del estudio

Raúl Méndez Escobar es un geólogo argentino, Doctorado en Ciencia Naturales y egresado en la Universidad Nacional de La Plata, con post grados en universidades nacionales y la Universidad de Santiago de Compostela, España. Es autor de decenas de publicaciones científicas argentinas e internacionales sobre hidrogeología y geomorfología en revistas especializadas y congresos.

Durante 15 años fue el investigador principal en la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires y ha realizado exposiciones en nuestro país y Uruguay. Además se ha desempeñado como docente en la Universidad Nacional del Centro (Azul y Olavarría) y como director de tesis de alumnos de Ingeniería Civil y Ambiental en Honduras.

Méndez Escobar actualmente reside en Necochea, aunque realizó más de 80 trabajos en hidrogeología de aguas subterráneas no sólo en la Argentina sino también en Bolivia, España y Honduras, donde participó en proyectos como “Abastecimiento de Agua subterránea en Tegucigalpa”.

Como consultor, realizó unos 100 trabajos de consultorías y estudios hidrogeológicos en honduras y fue director técnico en perforaciones de agua en Argentina, España y Honduras en un total de más de 300 pozos.

Actualmente está jubilado aunque sigue en actividades independientes como el estudio presentado.

4%
Satisfacción
3%
Esperanza
74%
Bronca
5%
Tristeza
7%
Incertidumbre
4%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias