Villa Díaz Vélez llama a sus socios a apoyar la apropiación ilegal en el Parque

miércoles, 1 de diciembre de 2021 · 10:49

Frente a las duras acusaciones contra la Comuna y el concejal tenista Guillermo Sánchez por la apropiación ilegal de terrenos del Vivero Municipal para instalar canchas de tenis para el Club Villa Díaz Vélez, todavía no se conocen expresiones oficiales de las autoridades, aunque desde el club salieron a "militar" la iniciativa que es a todas luces ilegal.

Es que, aunque al menos dos organizaciones ambientalistas impulsan las denuncias en la justicia y solicitaron al Ejecutivo que retrotraiga la ordenanza para la apropiación de los terrenos, la Municipalidad sigue sin dar respuesta a la denuncia y ha sido el club desde su vicepresidente Darío Villarreal quien encaró la cuestión con ciertos sesgos informativos ampliamente difundidos por el aparato de prensa municipal.

Los medios "arturistas" salieron a difundir irresponsablemente las versiones del club tratando de dar volumen a la apropiación y avalando abiertamente un procedimiento completamente ilegal que podría terminar con causas judiciales sobre varios funcionarios y concejales, tanto por la aprobación de la ordenanza como por el decreto que la avala, por la cantidad de vicios e irregularidades que rodean al proyecto y le valieron la calificación de "robo" por parte de los vecinos.

Así es como, en necesidad de conseguir apoyo, desde el club publicaron un documento sin firma en su muro de Facebook llamando a los socios y jugadores del club a avalar la apropiación ilegal y defenderla a pesar de la evidencia:

"A los mamás, a los papás, a los jugadores, a toda la gran familia de nuestro querido V.D.V.

Estamos viviendo unos días con comentarios que ensucian personas, chicos y por sobre todo a los que trabajamos todos los días del año para seguir creciendo.

Mentiras tras mentiras, solo buscan oponerse a nuestro crecimiento y al deporte que practican nuestros hijos.

Se oponen a que nuestros hijos crezcan sanos, hagan deporte y vivan en nuestro pequeño pero gran club.

En un lugar que todos cuidamos mucho mas de los que se dicen protectores del parque.

Todos nosotros somos parte del crecimiento que estamos teniendo.

De muchas maneras somos parte, algunos con trabajo, otros con donaciones, otros con el pago de la cuota, otros participando, otros acompañando a nuestros hijos, de muchas formas somos parte y todos juntos estamos logrando lo que tenemos.

Por supuesto que hemos seguido todos los pasos legales y administrativos que los distintos organismos nos han ido pidiendo.

El Expte. municipal paso por todas y cada una de las áreas respectivas, culminando en el Concejo Deliberante donde se aprobó el proyecto deportivo de nuestro V.D.V.

El proyecto que nos va a transformar en uno de los clubes mas grandes de la ciudad.

Trabajamos mucho para lograrlo y seguiremos haciéndolo, no nos van a poder parar.

No vamos a permitir que detengan el crecimiento del club que tanto queremos.

Estamos mas unidos que nunca y necesitamos que nos sigan apoyando y sigan creyendo en que vale la pena apostar al deporte, a la vida y al futuro de nuestros hijos.

Queríamos contarles que estamos fuertes, que los necesitamos seguros que es el camino a seguir y que vamos a seguir defendiendo a nuestro querido V.D.V.

No nos van a detener, ni vamos a permitir que se opongan al crecimiento de nuestros hijos.

No tengan temor a defender a V.D.V. donde haya que defenderlo, el partido recién empieza y lo vamos a ganar.!!!

Gracias por apoyarnos, por confiar y por seguir juntos haciendo crecer al Naranja.!!!"

El texto, que parece un dictado de algún redactor de discursos de campaña política, sigue la misma lógica de desviar el verdadero fondo de la cuestión (la propiedad de la tierra y las concesiones en el Parque) que en 2015, cuando los interesados en instalar la cancha de hockey en 127 y 10 literalmente llevaron a jugadoras de hockey menores de edad a tratar de imponer el proyecto en el propio terreno y hasta en el Concejo Deliberante.

Afortunadamente, a pesar de la instrumentalización de los menores usada en la ocasión, terminó prevaleciendo el buen tino y la cancha pública terminó instalándose donde debía ir en primera instancia, el Polideportivo Municipal. Para el caso de Villa Díaz Vélez no se conocen intenciones previas de de la institución para instalar canchas de tenis en ningún otro terreno de los muchos que hay a la venta en todo el distrito, aún a pesar de la inversión de 100 millones de pesos que prometió en septiembre el concejal tenista, Guillermo Sánchez.

Entretanto, las agrupaciones ambientalistas El Parque No Se Vende y la Asociación para la Conservación del Parque Miguel Lillo convocan para este domingo a las 15 horas a un encuentro de vecinos para brindar información que la Comuna evita dar y plantear cómo pueden seguir canalizándose los reclamos y, en última instancia, las formas de resistencia en el lugar y en la Justicia.

Financiación

La financiación del proyecto es otra cuestión que sería puesta en tela de juicio. Cuando el concejal tenista Guillermo Sánchez forzó la apropiación de la ordenanza con la sola mayoría del bloque oficialista y sus aliados el pasado 6 de septiembre, se mostró complacido y señaló que la urgencia de la aprobación tenía que ver con que se iban a invertir 100 millones de pesos en el proyecto y que no debían producirse más atrasos en virtud de no perder la inversión.

Finalmente, recién después de más de dos meses de aquello, las máquinas comenzaron a mover suelo, levantando primero la indignación y luego las dudas: ¿de dónde salen los 100 millones de inversión que anunció el concejal?

Si bien es conocida la pertenencia al club de un importante contratista de movimiento de suelos, ampliamente beneficiado con contratos de obra pública durante la gestión de Arturo Rojas en el Puerto, al no existir constancia de un proyecto oficial presentado ante las autoridades es muy dificil establecer cómo se realizarán los trabajos, los plazos y demás. Ni el club ni la Municipalidad han podido mostrar el proyecto más allá de algunas imágenes hechas con computadora y los anuncios del concejal tenista y sus socios del club.

En este contexto caben numerosas preguntas a la luz de los datos que están surgiendo: ¿puede el club permitirse una inversión multimillonaria con el aporte de 300 socios y recibiendo "donaciones"? ¿Habría logrado imponer una iniciativa de este tipo un club sin apoyo político de concejales oficialistas y el intendente?

No hay proyecto formal presentado entonces ¿es posible que se pueda calcular el costo de la operación, lo que además podría dimensionar de alguna manera el valor de los terrenos apropiados y el perjuicio que sufre la comunidad por eso? ¿El club está en condiciones de afrontar el proyecto o se trata solamente de una iniciativa privada, como señalan los ambientalistas, que usa al club para realizar un negocio? ¿Están realmente de acuerdo los socios con hacer las cosas de manera ilegal o los mensajes que manda la comisión directiva busca agrupar a los socios que no están del todo convencidos de participar de la apropiación ilegal?

Toda clase de interrogantes surgen alrededor de un intento que va camino a dirimirse en la justicia: las ONG ambientalistas presentarán en los próximos días un amparo judicial para que se retrotraiga la medida en virtud de la violación de varias leyes y numerosas irregularidades en el procedimiento. El engaño se puso a la vista de todos en cuanto las máquinas comenzaron a arrasar con el terreno del Vivero Municipal y ante la reacción negativa de todos los vecinos, increíblemente la municipalidad y el Club llaman a militar a los socios para defender el robo.

Comentarios

Otras Noticias