La peligrosidad de los caballos sueltos en Necochea: Un problema urgente para el tránsito

martes, 18 de junio de 2024 · 11:22

En los últimos años, la presencia de caballos sueltos en áreas urbanas emergió como un problema creciente y peligroso que afecta no solo la seguridad vial, sino también la integridad de los propios animales. Esta problemática, que se extiende por diversos sectores de nuestra ciudad y encendió las alarmas entre los ciudadanos, quienes exigen soluciones efectivas para prevenir accidentes y garantizar una convivencia segura entre el tráfico vehicular y estos animales.

Los caballos sueltos siguen siendo un problema grave en Necochea y Quequén. Esta mañana, una manada de equinos caminó tranquilamente por la avenida 75, impidiendo el tránsito de vehículos. Afortunadamente, los animales avanzaban a paso lento, lo que permitió a los automovilistas detenerse a tiempo. Sin embargo, como ocurrió ya en otras situaciones, a veces los caballos no son vistos y terminan siendo colisionados, con daños que en ocasiones resultan graves tanto para los caballos como para los automovilistas.

Son numerosos los llamados que a diario recibe el 147 y el 911 denunciando la presencia de equinos sueltos.

Impacto en la seguridad vial

El principal riesgo asociado con los caballos sueltos en zonas urbanas es el alto potencial de causar accidentes de tránsito. Los conductores, al no prever la presencia de un caballo en las calles o rutas, pueden verse obligados a realizar maniobras bruscas, lo que incrementa las posibilidades de colisiones y vuelcos. Un caballo de gran tamaño que se cruza repentinamente puede causar daños severos no solo al vehículo, sino también a sus ocupantes.

En muchas de estas situaciones, los accidentes resultan en lesiones graves e incluso fatales, tanto para los humanos como para los animales involucrados.

Las razones detrás de la presencia de caballos sueltos en centros urbanos son diversas. En muchas ocasiones, se trata de animales que escapan de propiedades privadas debido a cercas inadecuadas o a la negligencia de sus dueños. En otros casos, son abandonados por propietarios que no pueden hacerse cargo de ellos, dejándolos a su suerte en las calles.

La falta de regulación y control efectivo por parte de las autoridades agrava el problema. No existen leyes claras que regulen la tenencia y manejo de caballos, ni procedimientos adecuados para su captura y reubicación cuando son encontrados en áreas urbanas.

Los vecinos de nuestra ciudad piden a las autoridades acción efectiva y coordinada para abordar el problema de los caballos sueltos. A pesar de los llamados de la comunidad y de la evidente peligrosidad de la situación, no se tomaron medidas hasta el momento.

Otras Noticias