MAL DESPERTADOR

Dormir con el celular en la mesita de luz hace mal

Dormir con el celular prendido en la mesita de luz puede traer complicaciones en el sueño según un estudio de la Universidad de Michigan. En 2011 la OMS declaró que las ondas electromagnéticas de los celulares son 'potencialmente cancerígenas'.
viernes, 28 de marzo de 2014 · 15:13
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - Es ya un lugar común de la vida cotidiana: nadie apaga el celular a la hora de irse a dormir. Al contrario: la mayoría lo deja encendido sobre la mesita de luz para que hagan de despertador o estén a mano para cualquier mensaje o llamada en medio de la noche. Para los expertos, sin embargo, esta conducta no deja de ser nociva para la salud. 

¿Es peligroso dormir con el celular prendido? Según investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, el uso de celulares inteligentes durante la noche reduce la cantidad y la calidad de nuestro sueño. De acuerdo a la investigación de los expertos, la fatiga matutina al día siguiente hace que nuestro rendimiento en el trabajo sea mucho menor, y está directamente vinculado con un mayor uso del smarphone por la noche. 

"Los celulares inteligentes están casi perfectamente diseñados para interrumpir el sueño”, dijo Russell Johnson, uno de los investigadores que participó en el proyecto. "Nos mantienen enganchados hasta tarde, hacen que sea difícil que nos desvinculemos del trabajo, nos relajemos y nos quedemos dormidos”. 

Lo que dice Johnson entra en perfecta sintonía con las conclusiones que maneja el investigador Arturo Garay, director del Centro de Estudios del Sueño del Instituto Médico Platense y para quien el tema se encuadra en el llamado "insomnio tecnológico”. Según él, al dejar el celular prendido "dejamos también activos mecanismos subconscientes de vigilancia. Aunque sea de un modo inconsciente, seguimos en alerta. Hay que tener en cuenta que dormir es un juego entre mecanismos de alerta que deben ceder y mecanismos del sueño que deben activarse. Con los nuevos dispositivos tecnológicos, ya sean celulares, tablets o simples auriculares, seguimos manteniendo encendidos mecanismos que deberían descansar”. 

Otro de los factores que afectan nuestro sueño, dicen los especialistas, es la luz azul que emiten tanto smartphones como tabletas y computadoras. Está comprobado que este tipo de luz penetra fácilmente a través de nuestros párpados y activa un estado de alerta en el cerebro.

Ondas electromagnéticas

"También hay quienes señalan el tema de las ondas electromagnéticas que generan los celulares y serían nocivas para la salud”, apunta Garay, para quien "si bien está probado que estas ondas modifican la actividad cerebral, no puede asegurarse que sean dañinas. De todos modos, hasta que tengamos estudios más concluyentes sobre esto, lo recomendable es no dejar el celular en la mesita de luz sino en un lugar más alejado".

En 2011 Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) declararon que las ondas electromagnéticas de los celulares y las de WI FI son potencialmente cancerígenas. El mismo año un corredor de bolsa italiano ganó un juicio laboral a raíz de un tumor cerebral que contrajo por usar durante hasta 10 horas diarias un celular con la comunicación abierta.

Por supuesto: si podemos evitar dejarlo encendido, lo mejor siempre es apagarlo y prenderlo al despertar”. Sobre esto, un trabajo publicado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts determinó que existen evidencias de que las ondas que emiten los smartphones afectan nuestro ciclo de sueño profundo. Los resultados de ese trabajo indicaron que las personas expuestas a las ondas electromagnéticas del celular tenían un sueño profundo de menor duración. 

No obstante, como se dijo, los especialistas consultados coinciden en que no existe un consenso generalizado entre los expertos sobre si las radiofrecuencias del móvil tienen un impacto negativo sobre nuestra salud. Para las autoridades del Centro de Estudios de Radiocomunicaciones y Compatibilidad Electromagnética del Instituto Tecnológico de Buenos Aires, hay que tener en cuenta que los celulares están constantemente radiando a su entorno ondas electromagnéticas, y no sólo cuando uno está hablando. 

"Colocar el celular a corta distancia mientras dormimos nos expone a una mayor exposición a las ondas electromagnéticas”, dicen en el Centro, y agregan: "A ciencia cierta, no podemos afirmar que las ondas electromagnéticas sean responsables de algún tipo de afección, pero el problema es que tampoco podemos negarlo. Hay ciertos estudios que indicarían alguna relación entre las ondas electromagnéticas y ciertas afecciones y otros tantos trabajos que indican lo contrario”.
 
Desde la Clínica de Memoria del Instituto de Neurología Cognitiva, en tanto, hay otros motivos por los cuales lo mejor es apagar o al menos alejar el celular en las horas de sueño. "El verdadero riesgo es el que produce en nuestra conducta -dicen- ya que exacerba en algunas personas la ansiedad al estar hipervigilantes de las novedades en diferentes aplicaciones, afectando la capacidad de conciliar el sueño”.

 

® Copyright 2014 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Contactanos: info@diario4v.com

Comentarios

Otras Noticias