crisis financiera

¿Lázaro Báez en quiebra?

El empresario amigo del kirchnerismo y sospechado por lavado de dinero enfrenta una crisis financiera significativa que podría llevarlo a bancarrota.
viernes, 11 de abril de 2014 · 09:39

NECOCHEA (Cuatro Vientos) - Sobre la espalda de Lázaro Báez, empresario santacruceño, no sólo recaen sospechas por lavado de dinero; en estos momentos, atraviesa una crisis financiera que podría llevarlo a la quiebra.

Como informó el periodista Carlos Arbía para el portal de noticias Infobae, Báez evalúa por estas horas llamar a concurso de acreedores.

Es que mientras los bancos le cortaron líneas de crédito para sus firmas, tampoco puede traer fondos del exterior debido a que la Justicia lo tiene en la mira por presuntas maniobras de lavado de dinero.

Bajo ese contexto, el empresario amigo del poder K está estirando los pagos a los proveedores; mientras, sus asesores analizan los pasos a seguir: presentarse a concurso de acreedores es una opción palpable; la quiebra, posible.

"La empresa pasa el peor momento de su historia, pero sólo eso. Es la misma situación que se vive en cada una de las constructoras del país. No hay dinero, pero tenemos muchas certificaciones de obra que nadie tiene. Eso es capital", confirmó a Infobae uno de sus voceros al hablar de Austral Construcciones.

El problema más grave que afronta Báez es la imposibilidad de traer fondos depositados en cuentas del exterior por la acusación de sospechas de lavado de dinero que afronta en la Justicia.

Sólo estaría en condiciones de blanquear algunos millones de dólares -estarían en paraísos fiscales como Panamá o las Islas Seychelles- por medio de la exteriorizacion de capitales, que el Gobierno volvió a prorrogar hasta fines de junio de este año.

Los problemas financieros se acentuaron con las denuncias por lavado y corrupción que surgieron de investigaciones periodísticas.

Más allá de eso, hay otro hecho fundamental que golpeó seriamente el corazón de las finanzas del llamado zar de la obra pública: el 11 de junio del 2013 el empresario se enteró que sus principales competidores, los kirchneristas Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, dueños del Grupo Electroingeniería, habían ganado la mayor licitación de la historia de la Argentina, la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernik, a orillas del río Santa Cruz.

Estaba todo listo para que Baéz se quedara con la "Yacyretá de los Kirchner" -tal como se conoce al proyecto en el mercado-. El empresario presentó la oferta más barata.

Pero a último momento la UTE conformada por Electroingeniería y la china Gezhouba, en contra de todo lo escrito en los pliegos, presentó una llamada "Carta de Descuento de la Oferta", con la que superó esa propuesta. ¿Qué pasó? El Gobierno le había bajado el pulgar al patagónico por las denuncias.

El empresario amagó con impugnar la licitación, pero desde el oficialismo fue persuadido para que no lo hiciera. Los problemas financieros se sucedieron después de ese duro golpe.

En el aspecto inmobiliario a Báez no le fue mal. Compró en 2007 una gran cantidad de hectáreas a orillas del río Santa Cruz que serán cubiertas por el agua de las represas que él quiso construir y por las que el Estado deberá indemnizarlo.

Luego se desencadenaron los hechos que afectaron sus finanzas. En marzo se conoció que el banco HSBC le hizo una advertencia por los problemas de Alucom Austral SRL a raíz de los constantes sobre giros en descubierto que hacía sobre sus cuentas.

Báez pidió una reunión para evaluar la situación de sus empresas y allí se habría comenzado a discutir la posibilidad de presentarse en concurso preventivo de acreedores o analizar la posibilidad de una venta.

En paralelo, el Banco Nación -en manos del camporista Juan Ignacio Forlón- le pidió que cubra la cuenta sin fondos en la sucursal en Río Gallegos.

 

 

® Copyright 2014 Cuatro Vientos
Encontranos en Facebook: facebook.com/diario4v
Seguinos en Twitter: @diario4v
Contactanos: info@diario4v.com

Comentarios

Otras Noticias