25 MIL FIRMAS

Buscan prohibir las plantas nucleares en Córdoba

La junta de 25 mil firmas por parte de los activistas de 'Córdoba No NUclear' busca conseguir la prohibición de la construcción de plantas nucleares en la provincia.
sábado, 7 de septiembre de 2013 · 17:56
NECOCHEA (Cuatro Vientos) - La coalición 'Córdoba No Nuclear' presentó el 4 de septiembre en la Legislatura Provincial, las 25.000 firmas reunidas en apoyo al proyecto que busca prohibir las plantas nucleares en la provincia. 

Con esta cantidad de firmas, el proyecto toma la condición de Iniciativa Popular y deberá ser tratado por los legisladores. 

El proyecto de ley fue impulsado por distintas organizaciones ambientalistas que tienen un objetivo común: terminar con la energía atómica en la provincia y plantear nuevos escenarios energéticos a partir de fuentes renovables. 

Las 25.000 firmas fueron recibidas por el presidente provisorio de la legislatura, el Sr. Carlos Alesandri, quien estuvo acompañado de los referentes de cada bloque político dentro de la Cámara, informó 'Córdoba No Nuclear'. 

Los ciudadanos pueden proponer proyectos siempre que los consienta un número de electores superior al 0,8% del padrón popular, esto es establecido por la Ley Provincial 7.811, la cual regula los mecanismos de participación en la provincia. 

Luego que el proyecto sea girado a comisión, la legislatura tendrá 120 días para tratarlo, por lo que el proyecto por la desnuclearización deberá ser debatido en el transcurso de este año, informó la coalición. 

"Estamos convencidos que la política energética no puede continuar ejecutándose a espaldas de la opinión ciudadana. Estamos abriendo un debate que desde el Estado no se ha querido abrir y queremos discutir la extensión de la vida útil de la central de Embalse", señalaron los ambientalistas. 

En una entrevista con La Gran Época, Mauro Fernández, activista de Greenpeace desde hace 6 años, destacó que la iniciativa llegó a cada rincón de Córdoba y que fue muy bien recibida, inclusive les llegaron firmas de Río Tercero y de Embalse, los lugares más cercanos a la cuestionada planta, lo cual generó "un valor agregado"

Asimismo, expresó, que en un primer momento los ciudadanos no tenían mucho conocimiento sobre lo que trataba la campaña, "lo que más busca la empresa nuclear es silenciar esta especie de reconstrucción de la planta de Embalse" y agregó que pretendían que este acondicionamiento de la central pase desapercibido y que llegue al gobierno nacional sin ningún tipo de debate. 

Fernández explicó que ahora la legislatura tendrá la obligación de tratar este proyecto, "independientemente de lo que resuelva, nosotros vamos a estar trabajando para que representen la voluntad de la gente que fue la que presentó este proyecto para que Córdoba sea declarada una zona no nuclear, pero ya el debate en sí es una victoria", agregó.

Tomar decisiones sostenibles 

Lo que falta en Argentina es "coraje y voluntad política para avanzar hacia una dirección distinta", señaló el activista de Greenpeace. 

Asimismo comentó que nuestro país tiene la matriz energética más dependiente de combustibles fósiles de la región, "un 85% de la matriz energética viene de combustibles fósiles, del carbón, del petróleo, del gas y la verdad que hay una necesidad imperiosa de empezar la modificación y diversificación de esa matriz energética que nos llevó a una crisis estructural actual del sistema energético argentino, pero aparte que contribuye al cambio climático global". 

Mauro Fernández explicó a La Gran Época que si bien existe la Ley 26.190, la cual promueve un 8% de energía renovable para el 2016, ésta no se cumple y todos los fondos terminan siendo destinados a más combustibles fósiles y más energía nuclear. 

La ley se sancionó en 2006 y hasta hoy "el aporte renovable no supera el 0,3% de la electricidad, independientemente de que exista este plazo y esta meta legal que obliga al gobierno a avanzar en esta dirección, sin embargo no lo están haciendo", agregó. 

Fernández consideró que están apostando a las peores opciones de energía. Señaló que se están destinando 42 mil millones de dólares para el plan nuclear y miles de millones de dólares para desarrollar gas y petróleo no convencional en la formación petrolífera 'Vaca Muerta', "no solo en Argentina sino abriéndole la puerta al 'fracking' como una problemática global y dándole continuidad a un plan nuclear que ya está obsoleto", agregó. 

"Embalse va a salir muy caro", explicó Fernández, y agregó que "sería totalmente razonable invertir el mismo dinero que va a salir a extender la vida útil de Embalse, para generar energía eólica, con mucha más energía en forma limpia", y continuó destacando que desta manera se podría salvar a la región de los efectos de la energía nuclear y la minería de uranio 

Greenpeace tiene un modelo energético, un escenario planteado para Argentina que muestra de qué manera se podría llegar a abastecer un 85% de energía con fuentes renovables y reducir los gases de efecto invernadero nacional, sin embargo a pesar de haberlo expuesto nunca se consideró. Según el activista, "el plan oficial está yendo a espaldas de la población". 

"En cuanto se contrastan los escenarios queda claro que el camino son las renovables y además Argentina tiene muchísima capacidad para poder hacerlo, lo que falta es la voluntad política para cambiar el rumbo y para no seguir dándole fondos estatales a los mismos de siempre, ese es el principal cambio que hay que hacer, un cambio de conciencia, un cambio de voluntad política", señaló Fernández. 

Asimismo destacó que las víctimas terminan siendo las personas y que hay que dar los pasos necesarios, tanto para las futuras generaciones como para el desarrollo de la humanidad. Mauro Fernández concluyó que es también una cuestión de "justicia climática", de "redistribución de posibilidades" y de respetar los "límites del medioambiente" para no explotarlo más allá de ellos.
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias